Salud

Se necesita la participación de dos: Los seres humanos y la tecnología definen el futuro de la salud

24 Enero, 2019
article-img
“51% de los empleados desean más opciones de trabajo flexible que les permitan más tiempo libre.”

Imagina la siguiente situación. Al comenzar su día, Mike le habla a su teléfono inteligente y su asistente virtual le muestra una pantalla personalizada, especializada en su salud y bienestar. Hay un mensaje de felicitación por haber ganado un cupón de regalo de su tienda de ciclismo favorita, ya que alcanzó su objetivo de composición corporal. El poder de este sistema radica en integrar las necesidades de trabajo con los requerimientos de salud personales. Muestra el calendario de reuniones de la mañana y sugiere un espacio para correr en grupo a la hora del almuerzo que se adapte a su día.

Ya existe una lista de tareas pendientes organizada en función de las prioridades y los plazos de Mike, pero también un análisis del patrón de sueño de la noche anterior, algunas sugerencias sobre cómo mejorar la calidad del sueño y un indicador de que Mike necesita rehidratarse si desea mantener un máximo nivel cognitivo.

Para crear este agradable ritual matutino, el empleador de Mike utiliza la inteligencia artificial para conectar y analizar la información generada por sus preferencias, comportamientos y datos biométricos. La nueva tecnología alienta a Mike a dar lo mejor de sí en el trabajo y, al hacerlo, fortalece la conexión con su empleador. Al final de cuentas, todos se benefician.

La escena descrita anteriormente ofrece una visión del futuro del trabajo, donde los empleadores utilizan la tecnología digital, big data y la inteligencia artificial para mejorar el bienestar general de los empleados y fortalecer la relación entre el empleador y los empleados. La tecnología impulsa el compromiso, que a su vez incrementa la productividad y mejora la cultura de la compañía.

Los empleados desean carreras que complementen su vida personal y no lo contrario. Esto se ve reflejado en una mayor demanda de flexibilidad en las funciones, lo cual beneficia tanto al empleado como al empleador. El 51% de los empleados desean más opciones de trabajo flexible que les permitan más tiempo libre, ir al gimnasio, realizar tareas de cuidado y evitar los viajes diarios al trabajo en hora pico (o evitarlos por completo)1.

Con esta posibilidad de lograr un equilibrio, se puede utilizar más espacio mental para generar ideas innovadoras en lugar de preocuparse por quién recoge a los niños de la escuela. De hecho, uno de cada dos empleados desea que se preste más atención al bienestar en el lugar de trabajo.1 La tecnología es fundamental para hacer realidad este deseo.

La tecnología no solo le permite a los empleadores ofrecer diferentes opciones, flexibilidad y beneficios de acuerdo con las necesidades de los empleados en un sentido práctico, sino que además mejora la experiencia general del empleado al ser adecuada para la audiencia de una sola persona. Los empleados ahora esperan que la experiencia tecnológica que reciben fuera del trabajo refleje la tecnología a la que se les da acceso al trabajo interno. Las organizaciones que no adoptan esto lo suficientemente rápido descubrirán que están desmotivando activamente a su fuerza laboral.

Dado que el 61% de los empleados señalan la salud como su principal preocupación2, resulta importante prestarle especial atención a este tema. Para mejorar los valores, la cultura y la productividad de la compañía, es preciso ofrecer soluciones que abarquen la gama del verdadero bienestar, desde aplicaciones de meditación, visitas médicas virtuales, entrenamiento físico basado en la biometría y demás herramientas.

Por esta razón, en el año 2016, Mercer adquirió Thomsons Online Benefits con su tecnología líder, Darwin. Darwin ayuda a los empleados a asociar sus beneficios con sus vidas en general, permitiéndoles personalizar su oferta de beneficios. Otorga a los empleadores una fuente confiable de información sobre beneficios, ofreciendo una imagen completa de su esquema a nivel nacional, regional o global, y la capacidad de tomar mejores decisiones sobre cómo invertir sus gastos en beneficios para obtener un óptimo rendimiento de la inversión. Para los empleadores, ofrecer soluciones tecnológicas a medida ayuda a personalizar los beneficios para empleados, traduciéndose en un mayor impacto y compromiso.

Las compañías que utilizan un método basado en la tecnología tienen el mayor éxito. Aquellas que cuentan con la tecnología para medir el impacto de su programa de beneficios tienen un 80% más probabilidades de responder a la necesidad de bienestar de sus empleados.3

Acabamos de empezar a entender cómo se puede aplicar la tecnología para promover el bienestar. Las compañías que invierten en tecnología tienen una ventaja competitiva dado que sus empleados sanos y felices tienen la posibilidad de prosperar.4 Al situar las diversas necesidades de sus empleados como prioridad en sus esfuerzos, los empleadores pueden llevar el compromiso y la productividad a niveles inimaginables. 

 

1. Estudio sobre Tendencias Globales de Talento 2018
https://www.mercer.com/our-thinking/career/global-talent-hr-trends.html

2
Tendencias Globales de Talento 2017
https://www.mercer.com/newsroom/global-talent-trends-2017.html

Informe Global sobre Beneficios para Empleados 2017/18
https://www.thomsons.com/resources/whitepapers/global-employee-benefits-watch-201718/

4
Prosperar en una Era de Disrupción
https://www.mercer.com/our-thinking/thrive/thriving-in-a-disrupted-world.html

Más sobre Salud

Jackson Kam | 05 sep 2019

En un mundo cada vez más digitalizado e impulsado por el comercio electrónico, China se ha convertido, en los últimos años, en una potencia. Su economía digital representó el 38,2 % del crecimiento de su PIB en el primer semestre de 2018,1 y alberga a 9 de las 20 principales empresas de Internet del mundo, incluyendo el motor de búsqueda Baidu, Alibaba, el gigante del comercio electrónico, y Tencent, el proveedor de servicios de Internet.2 En verdad, el éxito de China puede servir como una lección para las empresas y economías de todo el mundo que se empeñan en seguir siendo relevantes y mantener una ventaja competitiva. Iniciativas políticas que ayudan a impulsar la digitalización   El enfoque de cambiar por una economía digital del Gobierno chino es uno de los factores de su éxito. En 2015, el Consejo de Estado de China, el órgano superior de la administración estatal, emitió un informe llamado "Hecho en China 2025". Este documento delinea la estrategia para transformar la base manufacturera de China a través de la innovación digital. Sus objetivos estratégicos incluyen un aumento en la digitalización de la producción y la "informatización". Por ejemplo, dentro de la categoría de integración de las TI y la industrialización, el informe enumera el objetivo de aumentar la penetración de banda ancha del 37 % en 2013 al 82 % para 2025.4 Pero, las iniciativas descritas también han suscitado preocupación entre legisladores de todo el mundo.5 Algunos temen que una política industrial dirigida por el Gobierno incluya asistencia financiera para las compañías chinas que hagan que el campo de juego mundial se vuelva desigual. Otros también se preocupan por las inversiones de China en empresas extranjeras de tecnología, lo que es natural, ya que los objetivos y estrategias descritos en el informe indican que el liderazgo de China pretende centrarse en garantizar que el país esté preparado para un mundo cada vez más digital. Las inversiones se enfocan en el futuro digital   Con ese fin, las inversiones en investigación y desarrollo de empresas chinas, institutos de investigación y del Gobierno se han disparado. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el presupuesto pasó de unos 40.000 millones de dólares en el año 2000 a 443.000 millones, apenas por debajo de los 484.000 millones que se invierten en los Estados Unidos.6 Además, China está trabajando para minimizar cualquier brecha digital entre los ciudadanos de sus principales ciudades y los de las áreas más remotas. Algunas provincias han, incluso, desarrollado planes para digitalizar sus economías. Por ejemplo, la provincia de Guizhou planea hacer crecer su economía digital en un 20 % anual.7 El Foro Económico Mundial también explica que, en lo que se conoce como las aldeas de Taobao, al menos el 10 % de los hogares operan tiendas en línea para Taobao, el sitio de compras para el gigante del comercio electrónico Alibaba. En una de esas aldeas, esto genera ingresos por comercio electrónico de al menos 1,6 millones de dólares y más de 1.000 de estas aldeas se encuentran en zonas rurales chinas.8 Además de la inversión financiera, las políticas que permiten a las compañías tecnológicas prosperar son esenciales para la transformación digital y el éxito de una economía en un mundo de comercio electrónico. Esto incluye un modelo educativo que ayuda a los estudiantes a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas, así como la alfabetización digital. Es más, la educación no se detiene una vez que los estudiantes se gradúan, sino que debe continuar a través de programas de capacitación que ayudan a los empleados a mantenerse al tanto de los avances tecnológicos. Los mercados de capital solventes, la protección sólida de la propiedad intelectual y los mecanismos para prevenir y detectar la corrupción son requisitos adicionales para un sector de tecnología fuerte e innovador. La colaboración entre los sectores público y privado, como los programas que fomentan nuevos negocios, también contribuye a un entorno digital próspero. Comience a crear una fuerza de trabajo digital con sus propios empleados   Tanto las empresas como los gobiernos pueden prepararse para un entorno digital en crecimiento y seguir siendo relevantes y competitivos. En algún modo es sorprendente, pero centrarse primero en la fuerza laboral y luego en la tecnología tiene sentido. Esto se debe a que los empleados pueden armar o destruir hasta las soluciones tecnológicas más avanzadas. Los tres requisitos para llegar a una cultura laboral innovadora: 1.   Medios: Esto se refiere a las herramientas y la autoridad que necesitan los empleados para concebir una idea, establecer el equipo correcto, desarrollar el caso de negocios y desarrollarlo y probarlo. 2.  Motivo: Las organizaciones proporcionan motivación alentando a los empleados a pensar más allá de su función de trabajo inmediata e incluso a asumir riesgos dentro de un marco predefinido. También pueden permitirles participar, quizás a través de un bono, en cualquier alza financiera que resulte de su trabajo. 3.  Oportunidad: Los empleados necesitan tiempo, herramientas y espacio para proponer ideas y dedicarse a la innovación. La agilidad también es fundamental en un lugar de trabajo digital innovador. Los empleados deben sentirse seguros colaborando con colegas en todas las funciones y compartiendo ideas sin tener que enfrentar críticas indebidas. Un buen presupuesto destinado a capacitación también asegurará que los empleados obtengan las habilidades necesarias para contribuir al éxito de sus empleadores en forma permanente. Invierta en tecnología para estar al ritmo de la innovación   Es evidente que la tecnología desempeña un papel vital en el éxito digital. Según una encuesta realizada por la empresa de servicios de fabricación Jabil, restricciones, como capacidades de red inadecuadas y aplicaciones heredadas que no pueden integrarse a los nuevos sistemas, han afectado las actividades de transformación digital para las tres cuartas partes de las marcas. Afortunadamente, el 99 % está invirtiendo en nuevas tecnologías para reemplazar las plataformas obsoletas que dificultan sus operaciones.9 El surgimiento de China como potencia digital es el resultado de la planificación, la inversión y el trabajo, y tanto las empresas como los países pueden aprender de sus esfuerzos digitales y de su éxito en comercio electrónico. Fuentes: 1 Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, Xinhua News, 23 de diciembre de 2018, http://www.xinhuanet.com/english/2018-12/23/c_137693489.htm. 2 Von Heimburg, Fabian, "Here are 3 lessons Europe can learn from China's flourishing start-ups," ("Aquí hay tres lecciones que Europa puede aprender de las florecientes empresas emergentes,") Foro Económico Mundial, 15 de septiembre de 2018, https://www.weforum.org/agenda/2018/09/3-lessons-europe-can-learn-from-china-flourishing-start-up-ecosystem/. 3World Payments Report 2018" ("Informe Mundial de Pagos 2018"),  Capgemini y BNP Paribas Services, https://worldpaymentsreport.com/non-cash-payments-volume 4 Consejo de Estado de la República Popular China, "Made in China 2025" ("Hecho en China 2025") IoT One, 7 de julio de 2015, http://www.cittadellascienza.it/cina/wp-content/uploads/2017/02/IoT-ONE-Made-in-China-2025.pdf. 5 Morrison, Wayne M., "The Made in China 2025 Initiative: Economic Implications for the United States," ("Iniciativa Made in China 2025: Implicaciones económicas para los Estados Unidos"), Servicio de Investigación del Congreso de los E.U.A., 29 de agosto de 2018, https://fas.org/sgp/crs/row/IF10964.pdf. 6Gross domestic spending on R&D" ("Gasto interno bruto en I+D",  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), consultado el 1 de abril de 2019, https://data.oecd.org/rd/gross-domestic-spending-on-r-d.htm. 7Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, "China's digital economy surges 18.9 %, drives growth" ("La economía digital de China aumenta un 18,9 % e impulsa el crecimiento") China Daily, 20 de julio de 2017, http://www.chinadaily.com.cn/business/2017-07/20/content_30179729.htm. 8Wenway, Winston Ma, "China's mobile economy, explained" ("La economía móvil de China explicada") Foro Económico Mundial, 26 de junio de 2017, https://www.weforum.org/agenda/2017/06/china-mobile-economy-explained. 9Digital Transformation Strategies: How are They Changing?" ("Estrategias de transformación digital: ¿Cómo están cambiando?") Jabil, https://www.jabil.com/insights/blog-main/how-are-digital-transformation-strategies-changing.html.

Liana Attard | 21 feb 2019

La vida en la oficina puede ser muy estresante, sobre todo por el carácter competitivo del trabajo y las extensas jornadas que pueden provocar estrés y trastornos del sueño para algunos empleados. De hecho, la investigación realizada por Mercer Marsh Beneficios para nuestra Encuesta Global de Tendencias Médicas 2018 reveló que los tres principales factores de riesgo para los empleados a nivel global siguen siendo el riesgo metabólico y cardiovascular, la alimentación y el emocional/mental. Si ponemos en perspectiva los problemas globales relacionados con la salud mental, en el Reino Unido se ha registrado que una de cada tres personas sufre problemas de salud mental. La adopción de estrategias integradas de salud y bienestar, basadas en funciones digitales y de datos más sólidas, será un factor crítico para gestionar los crecientes costos de los programas de beneficios para la salud otorgados a la fuerza laboral. Se alienta a los empleadores a adoptar un enfoque integral en torno al bienestar, en el que se reconozca la salud mental, junto con la salud física, como uno de los elementos esenciales para ayudar a los empleados a desarrollar su potencial. Sin embargo, desafortunadamente, los empleadores tardan en darse cuenta de los riesgos relacionados con la salud mental, ya que menos del 50 por ciento de las aseguradoras y de los respectivos planes médicos otorgados por las empresas brindan acceso a asesoramiento personal. La salud mental tiende a ser un tema tabú en Asia, dado que existe un estigma en torno a este asunto, y los empleados se muestran preocupados por exponer sus problemas en un entorno laboral extremadamente competitivo. La Encuesta de Morbilidad Mental de Hong Kong, un estudio de tres años presentado en 2010, reveló que menos de una cuarta parte de las personas con trastornos mentales comunes habían buscado asistencia médica en el año anterior, y solo el 3.9 por ciento había acudido a un psicólogo en busca de ayuda, según informó el SCMP. Cuando les preguntamos a las aseguradoras: ¿Cuáles son los tres factores de riesgo que piensan ustedes que influyen mayormente en el costo médico de los programas colectivos otorgados por las empresas? A nivel global, como mencioné anteriormente, la salud mental ocupó el tercer lugar con el 43 por ciento. Sin embargo, en Asia, la salud mental se ubicó en el último lugar, detrás del riesgo laboral (44 por ciento) y del riesgo ambiental (51 por ciento), con el 31 por ciento. Sin embargo, esto no significa que las compañías deban ignorar los programas de salud mental en Asia, a pesar del aumento de los costos médicos en todo el mundo. Según se desprende de la Encuesta Global de Tendencias Médicas 2018, el costo médico global se incrementó en un 9.5 por ciento en 2017, casi tres veces la tasa de inflación del 3.4 por ciento. El incremento de Hong Kong se mantuvo por debajo del nivel global promedio, pero más elevado que las otras dos ciudades asiáticas desarrolladas: Singapur (8.6 por ciento) y Corea del Sur (7 por ciento). “Los costos médicos de Hong Kong superaron notablemente la tasa de inflación local y los costos de salud de las compañías sigue aumentando. Por lo tanto, los empleadores deben revisar el diseño de los planes de salud existentes, seguir invirtiendo en el análisis de datos y adoptar un enfoque integral, a fin de administrar eficazmente los costos de salud de los empleados”, señala Billy Wong, Líder del Negocio de Salud y MPF de Mercer Hong Kong. Los empleadores pueden controlar el riesgo relacionado con los problemas de salud mental mediante el lanzamiento de estrategias de salud en el lugar de trabajo. Explora mis ideas sobre cómo mantener a tu fuerza laboral mentalmente sana y feliz: Entrenamiento de mindfulness (o atención plena): Mediante la implementación del entrenamiento de mindfulness en el trabajo, los empleados podrán manejar el estrés de manera eficaz, incrementar la productividad en la oficina, mantener una mayor concentración y experimentar una mejora de su salud en general. Sin embargo, ¿qué es exactamente el entrenamiento de mindfulness? Se trata de una técnica de meditación cuyo objetivo es enfocar la mente en el momento presente, lo cual mejora la capacidad de un empleado para trabajar en las tareas diarias y encontrar un equilibrio. Programas de fitness: Los beneficios para la salud de hacer ejercicio se encuentran bien documentados, pero también es una forma efectiva de mejorar tu salud mental. El ejercicio libera endorfinas que hacen que las personas se sientan felices. Se recomienda a los empleados que se sienten estresados, deprimidos o con ansiedad que realicen ejercicios durante 30 minutos varias veces a la semana.  Horario de trabajo flexible: Trabajar desde casa y con horarios de trabajo flexibles otorga a los empleados la libertad necesaria para mantenerse motivados. La flexibilidad les permite tomar un descanso y reduce el riesgo de agotamiento. Trabajar desde casa puede reducir el estrés de los empleados que tienen hijos, ya que gozan de la flexibilidad de satisfacer las necesidades que conlleva tener una familia. Estos factores y otros más aumentan el entusiasmo de los empleados y ayudan a reducir el ausentismo.  

Sophia Van | 07 feb 2019

La salud es la nueva riqueza. Nuestro bienestar físico y mental afecta todos los aspectos de nuestras vidas, incluida nuestra capacidad de ser padres cariñosos, amigos generosos y profesionales exitosos. La información relacionada con nuestra salud es profundamente personal. Solo a quienes confiamos el cuidado de nuestra salud deberían tener acceso a nuestros detalles más privados. Sin embargo, la naturaleza sensible de nuestra historia clínica la convierte en un objetivo codiciado por los delincuentes cibernéticos sofisticados. Las economías en crecimiento son particularmente vulnerables a ellos. La industria de la salud es blanco de los delincuentes cibernéticos por dos razones fundamentales: este sector constituye una excelente fuente de información personal valiosa que domina un elevado valor en dólares en el mercado negro y, por otra parte, las tecnologías y los procesos existentes en la industria de la salud presentan numerosas vulnerabilidades. La creciente cantidad de dispositivos y redes conectados está generando el crecimiento exponencial de datos personales relacionados con la salud. Hacia finales de 2020, cerca de cuatro mil millones de personas estarán conectadas a través del Internet de las Cosas Médicas, conocido como IoMT (Internet of Medical Things). Según el Instituto de Seguridad Informática, más del 70 por ciento de los dispositivos IoMT carecen de medidas de seguridad fundamentales, ya que las aplicaciones se centran principalmente en las funcionalidades del software en lugar de hacerlo en la seguridad de la información. Por lo tanto, el Internet de las Cosas Médicas presenta retos sin precedentes para los expertos en ciberseguridad que requiere la colaboración de diferentes grupos de interés y prestadores de salud dentro de los ecosistemas de atención médica. Esta guerra es cada vez más intensa. Se registra un aumento de los ciberataques en términos de cantidad, escala y nivel de sofisticación. Un reciente informe publicado por CBI Insights revela que, “Desde 2017, aproximadamente seis mil millones de historiales clínicos digitales confidenciales han sido robadas en todo el mundo. Solo en los últimos dos años han ocurrido por lo menos tres filtraciones de datos distintas en las que se robaron o expusieron a la vez al menos mil millones de registros confidenciales”.1   Desde una única laptop en un pueblo rural hasta equipos de élite compuestos por expertos financiados por gobiernos nefastos, los delincuentes cibernéticos pueden operar desde cualquier lugar con conexión a Internet. Las organizaciones de salud que operan en economías en crecimiento que aún no han implementado sistemas de protección modernos y sofisticados, son el blanco perfecto. Las comunidades de salud, los profesionales de la ciberseguridad y los gobiernos deben reconocer estas cinco crudas realidades a medida que buscan formas de combatir la amenaza persistente y generalizada de los hackers informáticos. 1. La industria de la salud lleva un objetivo en su espalda.   Los tres blancos principales de los delincuentes cibernéticos son los historiales clínicos electrónicos, la infraestructura de salud y los historiales clínicos individuales. La información sensible se ha convertido en un bien muy poderoso en la sociedad moderna. Así como el oro, los diamantes y el dinero impreso han atraído a los ladrones durante siglos, la información se ha convertido en uno de los activos más valiosos de la tierra. Cuanto más sensible, dañina o reveladora sea la información, mayor será su valor. Se pueden llegar a pagar precios exorbitantes por el rescate de los detalles sobre el estado de salud, bueno o malo, de individuos y grupos.     En julio de 2018, SingHealth, el grupo de instituciones de atención médica más grande de Singapur, fue blanco de un ataque de “ransomware” o secuestro de datos que robó información de un total aproximado de 1,5 millones de pacientes, incluido el perfil del Primer Ministro del país, Lee Hsien Loong, quien fue identificado como un objetivo específico en el ataque. Los centros de salud que tienen dificultades para implementar estrategias de defensa integrales reciben constantemente este tipo de ciberataques. Esta tendencia solo aumentará a medida que los delincuentes cibernéticos intenten ser más listos que las instituciones de atención médica y viceversa, tal como lo han hecho los ladrones de bancos y los bancos a lo largo de la historia.2 2. Los hackeos pueden significar vida o muerte.   Una de las amenazas a la privacidad de la información en materia de salud que genera mayor preocupación en la actualidad es comprometer seriamente la integridad y la disponibilidad de información. Los riesgos asociados incluyen el posible daño a la seguridad y la salud de un paciente, la pérdida de información médica protegida (PHI, por sus siglas en inglés) y el acceso no autorizado a los datos. De hecho, en 2013 The Washington Post informó que los médicos del vicepresidente Dick Cheney ordenaron la desactivación de la funcionalidad inalámbrica de su implante cardíaco por temor a que pudiera ser hackeado por terroristas.3 Se puede decir que los delitos informáticos que ocurren en la industria de la salud pueden tener consecuencias mucho más drásticas para el valor de marca de las instituciones que importantes pérdidas financieras. El temor de no poder acceder a información crítica relacionada con nuestra salud genera una sensación de incertidumbre legítima e intensa. Esta ansiedad es en parte lo que da valor y poder a la información. Las violaciones de la seguridad de los datos pueden afectar directamente la salud y el bienestar de los pacientes, e incluso terminar en una fatalidad. La destrucción de historias clínicas y el secuestro de recetas farmacéuticas críticas pueden causar víctimas rápidamente. Mediante el robo de información y la manipulación del miedo público, los delincuentes cibernéticos pueden aprovechar los bienes robados de maneras sin precedentes. La realidad es que estos delitos tienen consecuencias que ponen en peligro la vida de las personas y pueden perpetrarse desde cualquier parte del mundo en medio de la noche. 3. La filtración de datos es inevitable y puede ser interna.   Las posibles ganancias monetarias para los hackers informáticos son enormes. Como era de esperarse, más del 70 por ciento de las compañías pertenecientes a la industria de la salud anticipan una filtración de datos por parte de delincuentes cibernéticos motivados por razones económicas. Sin embargo, la imagen generalizada de un hacker solitario trabajando desde un departamento oscuro en una ciudad anónima, o grupos nefastos de ladrones cibernéticos bizcos financiados por el estado, sentados en filas de cubículos insípidos, solo representa parte de la historia. Los empleados internos también representan una gran amenaza para las instituciones de salud. Todo empleado es un ser humano, y en función de que estén o no insatisfechos, preocupados por cuestiones económicas o simplemente no sepan cómo sus comportamientos pueden afectar los protocolos de seguridad, existe la posibilidad de corrupción. Tener las autorizaciones de seguridad y las contraseñas correctas, así como acceso a información sensible, puede ser demasiado tentador para los empleados internos con segundas intenciones. 4. Se necesitan medidas de seguridad robustas.   Las persecuciones y confrontaciones seguirán evolucionando a medida que los hackers informáticos busquen continuamente nuevas formas de sortear las defensas de las instituciones de salud y de los grupos de interés dentro de los sistemas de atención médica, incluidos los fabricantes de dispositivos médicos conectados. Los delincuentes internacionales y expertos en tecnología de hoy son decididos, sofisticados y creativos. Las instituciones de salud deben serlo aún más. A pesar de la creciente toma de conciencia respecto de las amenazas a la ciberseguridad que han sacudido a toda la industria, numerosas compañías que operan en las economías en crecimiento no han establecido y ejecutado un completo marco de seguridad que proporcione una gestión integral y una amplia supervisión. Las medidas de seguridad carecen de un enfoque integrado que aproveche los talentos y la perspicacia no solo de los profesionales de la salud, sino también de las fuerzas de seguridad cibernética y de los responsables de la formulación de políticas en todos los niveles de gobierno. Para combatir a los ciberdelincuentes que representan una amenaza dinámica y creciente, se requiere una perfecta integración de los recursos de defensa. Todos los grupos de interés que manejan datos relacionados con la salud deben abandonar las defensas cibernéticas pasivas para pasar a defensas cibernéticas activas. La ciberseguridad en el marco del Internet de las Cosas Médicas también debe ser un tema importante en la agenda para los dispositivos médicos del futuro. Los gobiernos y los responsables de la formulación de políticas deberían proporcionar medidas de seguridad y protocolos normativos para los fabricantes de dispositivos médicos. La industria debe desarrollar y adoptar rápidamente mejores prácticas, marcos y estructuras adecuados para garantizar las protecciones de seguridad cibernética en todo el Internet de las Cosas Médicas. Los hospitales y sistemas de atención médica deben proteger los dispositivos médicos de la misma manera que los bancos garantizan la seguridad de las tarjetas de crédito que emiten. Las economías en crecimiento deben responder, y asumir el liderazgo, con medidas de seguridad y políticas de ciberseguridad adecuadas. 5. La industria de la salud puede defenderse.   El “ransomware”, o secuestro de datos, y los delitos informáticos pueden generar un caos inimaginable. Sin embargo, las compañías, comunidades y economías en crecimiento pueden hacer algo al respecto. Mediante el trabajo conjunto, pueden crear una red de sistemas, activos y protocolos que pueden frustrar incluso a los hackers más tenaces. La diligencia es la clave. La industria de la salud debe contribuir activamente a prevenir los ciberataques antes de que ocurran y actuar con inteligencia a la hora de responder a ellos y mitigar los daños cuando ocurran. A pesar de que numerosas instituciones de salud han comenzado a desarrollar estrategias de seguridad eficaces, muy pocas han implementado un plan completo que aborde las estrategias de preparación, prevención, detección, respuesta y recuperación.   La industria de la salud y los grupos de interés asociados deben abordar las estrategias de defensa en materia de ciberseguridad con el mismo nivel de seriedad y fuerza que aplican los militares a sus propias estrategias de defensa. Por ejemplo, un programa de defensa eficaz y agresivo incluiría el uso de tecnologías de engaño que frenan los ataques engañando a los atacantes. Además, la Inteligencia Artificial puede monitorear el tráfico entrante y saliente de cada dispositivo conectado y diferenciar entre el comportamiento normal y anormal en tiempo real, alertando a los profesionales responsables de la seguridad de las redes cuando el dispositivo está escuchando o hablando con redes, servidores o personas delictivas. La Inteligencia Artificial puede bloquear proactivamente a los agentes maliciosos en tiempo real antes de que puedan obtener acceso y causar daño. Las estrategias de ciberseguridad exitosas interceptan y previenen ataques proactivamente; después de todo, una vez que se ha comprometido un dispositivo y se han violado los servidores de nivel superior, el daño ya está hecho. Por último, la industria de la salud debe considerar otras medidas defensivas innovadoras, como la computación cuántica, las salas de guerra destinadas a la ciberseguridad que brindan centros de operaciones de seguridad las 24 horas del día y una estrategia integral que aprovecha no solo la tecnología sino también el comportamiento y los procesos humanos. Para obtener más información acerca de cómo los delincuentes cibernéticos tienen como rehenes a las instituciones de salud y qué puede hacer la industria para protegerse, lee este artículo.   1 Why Ai, Blockchain, & Enhanced Encryption Are The Future Of Enterprise Data Security (Por qué la Inteligencia Artificial, Blockchain y la Encriptación Mejorada representan el futuro de la seguridad de los datos empresariales): http://www.cbinsights.com/research/ai-blockchain-encryption-enterprise-data-security-expert-intelligence/ 2 Singapore Suffers 'most Serious' Data Breach, Affecting 1.5m Healthcare Patients Including Prime Minister, Eileen Yu (Singapur sufre la filtración de datos “más seria”, que afecta a 1,5 millones de pacientes de atención médica, incluida la Primera Ministra Eileen Yu) https://www.zdnet.com/article/singapore-suffers-most-serious-data-breach-affecting-1-5m-healthcare-patients-including-prime/ 3 Intermountain Healthcare Launches Security Operations Center To Combat Health Data Cyberattacks (Intermountain Healthcare lanza un centro de operaciones de seguridad para proteger los datos de salud de los ciberataques) https://www.modernhealthcare.com/article/20151114/MAGAZINE/311149977

Más sobre Voice on Growth

Fiona Dunsire | 05 sep 2019

En el contexto de crecimiento económico y cambios demográficos, mercados de inversión y regulaciones, los mercados de América Latina, Oriente Medio, África y Asia son algunos de los más interesantes del mundo. El informe Tendencias de asignación de activos en los mercados emergentes: panorama en evolución de Mercer examinó los planes de retiro en 14 de estos mercados, echando un vistazo a las posiciones de inversión actuales y a los cambios de los últimos cinco años. El estudio incluyó activos de fondos de jubilación de casi 5 billones de USD en los mercados de los hemisferios sur y este. Estas áreas ofrecen un gran potencial para los propietarios de activos, administradores e inversionistas, ya que casi el 70 % del crecimiento mundial proviene ahora, según el Banco Mundial, de estas economías. También observamos una rápida expansión de la clase media, que establece diferentes patrones de consumo y ahorro. Además, la mitad de los 50 principales inversores institucionales mundiales están ubicados en estos mercados.1 El panorama de la inversión mundial se está volviendo más sólido   Dado que las economías de América Latina, Oriente Medio, África y Asia son grandes y están en crecimiento, con una proporción cada vez mayor de riqueza en manos de las personas, resultan de particular interés para los inversores de todo el mundo. Además, estos mercados se encuentran cada vez más abiertos a los inversores extranjeros. Al mismo tiempo, los cambios reglamentarios dentro de estas regiones están permitiendo a los inversionistas nacionales invertir más ampliamente y fuera de sus mercados locales. Todos estos desarrollos se traducen en un panorama de inversión más abierto y sólido, ofreciendo mayores oportunidades a los inversores de todo el mundo. Los sistemas de pensiones y ahorros de estas regiones también están en proceso de reforma y presentan la misma tendencia hacia el aumento de la responsabilidad individual por los ahorros para el retiro que se observa en los países occidentales. En general, vemos un cambio hacia los planes de contribución definida (CD) en lugar de los planes de beneficio definido (BD) en los planes patrocinados por las empresas y el gobierno. Estos cambios enfatizan aún más la necesidad de ofrecer soluciones de inversión efectivas para satisfacer futuras necesidades de ahorro y garantizar la confianza en los sistemas. Las 3 maneras en que responden los inversionistas   Los inversionistas y los administradores de planes están respondiendo al entorno cambiante de tres maneras clave: 1.  Más inversores están apostando por las acciones. En los últimos cinco años, las asignaciones de capital aumentaron aproximadamente un 8 %: del 32 % al 40 %. Para los inversionistas de muchas jurisdicciones, este cambio estaba destinado a aumentar los rendimientos esperados del portafolio. En medio de un entorno de inversión cada vez más competitivo y en un panorama de bajo rendimiento, los inversores de todo el mundo enfrentan desafíos. Agregar acciones al portafolio debería ofrecer mayores expectativas de rendimiento conforme pasa el tiempo. 2.  La liberalización del mercado permite diversificar más los portafolios, por medio de una mayor exposición a los activos extranjeros y en desmedro de los activos nacionales. En los últimos cinco años, la exposición al extranjero de los planes de retiro aumentó del 45 % del portafolio general de acciones al 49 % en promedio. Los inversores buscaron una mayor diversificación geográfica, especialmente en Colombia, Japón, Corea del Sur, Malasia y Taiwán. En algunos países, como Brasil, Colombia, Perú y Sudáfrica, los cambios recientes en la legislación ahora permiten una mayor exposición a activos extranjeros. En Japón, el Fondo de Inversiones de Pensiones del Gobierno ha visto en los últimos años un movimiento hacia más acciones extranjeras en lugar de acciones nacionales. El cambio hacia activos extranjeros también estuvo presente en la renta fija, con una proporción de asignaciones extranjeras que aumentó del 16 % al 23 %, en parte debido a tasas de interés locales menos atractivas, así como a una búsqueda de una mayor diversificación. Se mantiene un importante sesgo nacional, sin embargo, esperamos que la tendencia hacia la apertura continúe ya que los cambios reglamentarios apoyan una inversión mundial más amplia. 3.  Los inversores muestran un poco más de interés en inversiones alternativas. Más inversores están incluyendo alternativas en sus portafolios y Mercer espera que la tendencia continúe en trayectoria ascendente. Entre los inversionistas que proporcionaron detalles sobre sus asignaciones de activos alternativas, más del 70 % de las asignaciones promedio se destinaron a propiedad e infraestructura y aproximadamente el 20 % se destinó a capital privado. Los cambios en las reglamentaciones han hecho que, en algunas áreas, las alternativas sean más atractivas para los inversores. Por ejemplo, en Chile, se aprobó en 2017 una reforma al régimen de inversiones, lo que permite a los administradores de pensiones invertir en alternativas de hasta el 10 %, aunque los límites específicos varían según el portafolio. El principal objetivo de esta mejora es aumentar los rendimientos y, en última instancia, los ingresos del retiro. A medida que los inversionistas buscan diversificar sus portafolios y mejorar su rendimiento, esperamos que la exposición a las alternativas continúe creciendo con el tiempo. Esperamos que los inversores utilicen los resultados de nuestro informe como una oportunidad para revisar su propio portafolio y determinar dónde pueden mejorar su asignación de activos para lograr mejores resultados de inversión. Para obtener más información, descargue el informe completo aquí. Fuentes: Top 1,000 Global Institutional Investors" ("Los 1.000 inversores globales más importantes"). Investment & Pensions Europe, 2016. https://www.ipe.com/Uploads/y/d/w/TOP-1000-Global.pdf

Jackson Kam | 05 sep 2019

En un mundo cada vez más digitalizado e impulsado por el comercio electrónico, China se ha convertido, en los últimos años, en una potencia. Su economía digital representó el 38,2 % del crecimiento de su PIB en el primer semestre de 2018,1 y alberga a 9 de las 20 principales empresas de Internet del mundo, incluyendo el motor de búsqueda Baidu, Alibaba, el gigante del comercio electrónico, y Tencent, el proveedor de servicios de Internet.2 En verdad, el éxito de China puede servir como una lección para las empresas y economías de todo el mundo que se empeñan en seguir siendo relevantes y mantener una ventaja competitiva. Iniciativas políticas que ayudan a impulsar la digitalización   El enfoque de cambiar por una economía digital del Gobierno chino es uno de los factores de su éxito. En 2015, el Consejo de Estado de China, el órgano superior de la administración estatal, emitió un informe llamado "Hecho en China 2025". Este documento delinea la estrategia para transformar la base manufacturera de China a través de la innovación digital. Sus objetivos estratégicos incluyen un aumento en la digitalización de la producción y la "informatización". Por ejemplo, dentro de la categoría de integración de las TI y la industrialización, el informe enumera el objetivo de aumentar la penetración de banda ancha del 37 % en 2013 al 82 % para 2025.4 Pero, las iniciativas descritas también han suscitado preocupación entre legisladores de todo el mundo.5 Algunos temen que una política industrial dirigida por el Gobierno incluya asistencia financiera para las compañías chinas que hagan que el campo de juego mundial se vuelva desigual. Otros también se preocupan por las inversiones de China en empresas extranjeras de tecnología, lo que es natural, ya que los objetivos y estrategias descritos en el informe indican que el liderazgo de China pretende centrarse en garantizar que el país esté preparado para un mundo cada vez más digital. Las inversiones se enfocan en el futuro digital   Con ese fin, las inversiones en investigación y desarrollo de empresas chinas, institutos de investigación y del Gobierno se han disparado. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el presupuesto pasó de unos 40.000 millones de dólares en el año 2000 a 443.000 millones, apenas por debajo de los 484.000 millones que se invierten en los Estados Unidos.6 Además, China está trabajando para minimizar cualquier brecha digital entre los ciudadanos de sus principales ciudades y los de las áreas más remotas. Algunas provincias han, incluso, desarrollado planes para digitalizar sus economías. Por ejemplo, la provincia de Guizhou planea hacer crecer su economía digital en un 20 % anual.7 El Foro Económico Mundial también explica que, en lo que se conoce como las aldeas de Taobao, al menos el 10 % de los hogares operan tiendas en línea para Taobao, el sitio de compras para el gigante del comercio electrónico Alibaba. En una de esas aldeas, esto genera ingresos por comercio electrónico de al menos 1,6 millones de dólares y más de 1.000 de estas aldeas se encuentran en zonas rurales chinas.8 Además de la inversión financiera, las políticas que permiten a las compañías tecnológicas prosperar son esenciales para la transformación digital y el éxito de una economía en un mundo de comercio electrónico. Esto incluye un modelo educativo que ayuda a los estudiantes a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas, así como la alfabetización digital. Es más, la educación no se detiene una vez que los estudiantes se gradúan, sino que debe continuar a través de programas de capacitación que ayudan a los empleados a mantenerse al tanto de los avances tecnológicos. Los mercados de capital solventes, la protección sólida de la propiedad intelectual y los mecanismos para prevenir y detectar la corrupción son requisitos adicionales para un sector de tecnología fuerte e innovador. La colaboración entre los sectores público y privado, como los programas que fomentan nuevos negocios, también contribuye a un entorno digital próspero. Comience a crear una fuerza de trabajo digital con sus propios empleados   Tanto las empresas como los gobiernos pueden prepararse para un entorno digital en crecimiento y seguir siendo relevantes y competitivos. En algún modo es sorprendente, pero centrarse primero en la fuerza laboral y luego en la tecnología tiene sentido. Esto se debe a que los empleados pueden armar o destruir hasta las soluciones tecnológicas más avanzadas. Los tres requisitos para llegar a una cultura laboral innovadora: 1.   Medios: Esto se refiere a las herramientas y la autoridad que necesitan los empleados para concebir una idea, establecer el equipo correcto, desarrollar el caso de negocios y desarrollarlo y probarlo. 2.  Motivo: Las organizaciones proporcionan motivación alentando a los empleados a pensar más allá de su función de trabajo inmediata e incluso a asumir riesgos dentro de un marco predefinido. También pueden permitirles participar, quizás a través de un bono, en cualquier alza financiera que resulte de su trabajo. 3.  Oportunidad: Los empleados necesitan tiempo, herramientas y espacio para proponer ideas y dedicarse a la innovación. La agilidad también es fundamental en un lugar de trabajo digital innovador. Los empleados deben sentirse seguros colaborando con colegas en todas las funciones y compartiendo ideas sin tener que enfrentar críticas indebidas. Un buen presupuesto destinado a capacitación también asegurará que los empleados obtengan las habilidades necesarias para contribuir al éxito de sus empleadores en forma permanente. Invierta en tecnología para estar al ritmo de la innovación   Es evidente que la tecnología desempeña un papel vital en el éxito digital. Según una encuesta realizada por la empresa de servicios de fabricación Jabil, restricciones, como capacidades de red inadecuadas y aplicaciones heredadas que no pueden integrarse a los nuevos sistemas, han afectado las actividades de transformación digital para las tres cuartas partes de las marcas. Afortunadamente, el 99 % está invirtiendo en nuevas tecnologías para reemplazar las plataformas obsoletas que dificultan sus operaciones.9 El surgimiento de China como potencia digital es el resultado de la planificación, la inversión y el trabajo, y tanto las empresas como los países pueden aprender de sus esfuerzos digitales y de su éxito en comercio electrónico. Fuentes: 1 Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, Xinhua News, 23 de diciembre de 2018, http://www.xinhuanet.com/english/2018-12/23/c_137693489.htm. 2 Von Heimburg, Fabian, "Here are 3 lessons Europe can learn from China's flourishing start-ups," ("Aquí hay tres lecciones que Europa puede aprender de las florecientes empresas emergentes,") Foro Económico Mundial, 15 de septiembre de 2018, https://www.weforum.org/agenda/2018/09/3-lessons-europe-can-learn-from-china-flourishing-start-up-ecosystem/. 3World Payments Report 2018" ("Informe Mundial de Pagos 2018"),  Capgemini y BNP Paribas Services, https://worldpaymentsreport.com/non-cash-payments-volume 4 Consejo de Estado de la República Popular China, "Made in China 2025" ("Hecho en China 2025") IoT One, 7 de julio de 2015, http://www.cittadellascienza.it/cina/wp-content/uploads/2017/02/IoT-ONE-Made-in-China-2025.pdf. 5 Morrison, Wayne M., "The Made in China 2025 Initiative: Economic Implications for the United States," ("Iniciativa Made in China 2025: Implicaciones económicas para los Estados Unidos"), Servicio de Investigación del Congreso de los E.U.A., 29 de agosto de 2018, https://fas.org/sgp/crs/row/IF10964.pdf. 6Gross domestic spending on R&D" ("Gasto interno bruto en I+D",  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), consultado el 1 de abril de 2019, https://data.oecd.org/rd/gross-domestic-spending-on-r-d.htm. 7Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, "China's digital economy surges 18.9 %, drives growth" ("La economía digital de China aumenta un 18,9 % e impulsa el crecimiento") China Daily, 20 de julio de 2017, http://www.chinadaily.com.cn/business/2017-07/20/content_30179729.htm. 8Wenway, Winston Ma, "China's mobile economy, explained" ("La economía móvil de China explicada") Foro Económico Mundial, 26 de junio de 2017, https://www.weforum.org/agenda/2017/06/china-mobile-economy-explained. 9Digital Transformation Strategies: How are They Changing?" ("Estrategias de transformación digital: ¿Cómo están cambiando?") Jabil, https://www.jabil.com/insights/blog-main/how-are-digital-transformation-strategies-changing.html.

David Anderson | 22 ago 2019

La ciudad inteligente, la ciudad conectada, la ciudad hábil, la ciudad ágil, la ciudad basada en datos, la ciudad integrada, la ciudad impulsada por cadenas de bloques, la ciudad sostenible, la ciudad a prueba del futuro… En las ciudades de hoy no faltan la visión, la aspiración ni la genialidad. Aun así, todas deben atraer inversión extranjera directa, junto con empresas de primera línea, empresas emergentes y los mejores talentos, así como tener acceso a la mejor tecnología para impulsar el crecimiento. Pero el crecimiento en el PIB mundial no provendrá de las mismas fuentes de siempre, sino que seguirá las fortunas de las ciudades inteligentes más competitivas del mañana, muchas de las cuales son áreas urbanas ignoradas que tienen la oportunidad de desplazar a las megaciudades establecidas que alguna vez fueron el hogar de facto de los empleados y las empresas más exitosos del mundo. Invirtiendo en tecnologías de la información y de la comunicación que mejoran la calidad y el rendimiento de los servicios urbanos, como la energía y la movilidad, estas ciudades inteligentes están compitiendo por seducir a los trabajadores altamente calificados que sostendrán sus empresas y garantizarán su crecimiento. Las preguntas que enfrentan los empleadores y el talento   Al decidir dónde trabajar, vivir y criar a sus familias, estos empleados priorizan los factores humanos y sociales citados en el estudio reciente de Mercer, Primero la gente: impulso del crecimiento en megaciudades emergentes. Se pidió a los trabajadores que clasificaran en orden de importancia 20 factores de decisión relacionados con cuatro pilares vitales: factor humano, salud, dinero y trabajo. En el momento de decidir en qué ciudad vivir y trabajar, los encuestados consideraron los factores humanos —como la satisfacción general con la vida, la seguridad y protección, los temas ambientales y la proximidad a amigos y familiares— como los más importantes. El estudio también analiza cómo algunas de las ciudades de más rápido crecimiento en el mundo, desde Calcuta, en la India, hasta Lagos, en Nigeria, crecen económicamente, atraen a personas, permiten a los nuevos residentes prosperar y les abren un camino hacia una vida mejor a sus ciudadanos. De estas ideas, los líderes de las ciudades y los responsables políticos de todo el mundo pueden extraer valiosas lecciones, no solo sobre lo que se necesita para ser sostenibles, sino también para impulsar el crecimiento. De hecho, en un mundo cada vez más urbanizado, donde el talento altamente cualificado es escaso, los empleadores y las ciudades se hacen importantes preguntas existenciales: ·  ¿Qué hace que los profesionales se muden a una ciudad en particular y se queden allí? ·  ¿Cómo pueden los empleadores y las ciudades retener a los trabajadores talentosos con las habilidades de alto nivel exigidas por las nuevas empresas emergentes, los próximos unicornios y las marcas globales en los centros de actividad emergentes? ·  ¿Qué es exactamente lo que quieren los empleados productivos de un empleador y de su ciudad? Las respuestas pueden depender de qué tan bien las megaciudades emergentes del mundo priorizan su transformación de ideas urbanas a actores de poder global. Por lo tanto, es útil tener una visión comparativa de una muestra de ciudades que tengan un gran potencial para alcanzar el éxito y mantenerlo a largo plazo. Lo que estas ciudades tienen en común es el compromiso de lograr una superioridad regional de oportunidades y recursos, para establecerse, a su manera, como versiones de Silicon Valley, donde el talento más capacitado del futuro pueda prosperar y llevar adelante vidas útiles en medio de la evolución de la inteligencia artificial y de la tecnología avanzada. De "Cyberbad" a otras competidoras   Un buen ejemplo de una megaciudad emergente es Hyderabad, la capital del estado sureño de Telegana, en la India. Con una población de ocho millones de habitantes, Hyderabad es la sexta aglomeración urbana más poblada de la India y es conocida popularmente como Cyberbad, el "Silicon Valley de la India", por su creciente reputación como centro mundial de la tecnología de la información. (Las megaciudades se definen como poblaciones de 10 millones de habitantes o más. Las ciudades analizadas en este artículo han alcanzado esa dimensión o tienen proyectado hacerlo). Sin embargo, junto con el de la TI, Hyderabad está experimentando un crecimiento en los sectores automotor y farmacéutico, así como en su base agrícola tradicional. Con una gran inversión en infraestructura digital y de propiedades, la ciudad se está modernizando para albergar empresas de TI, especialmente a través del desarrollo de su HITEC City, un municipio con instalaciones tecnológicas de vanguardia para los gigantes estadounidenses de la TI. Por su parte, el comercio minorista también ha prosperado, ya que las marcas internacionales y nacionales abren tiendas en la ciudad. En contraste, la ciudad algo más grande de Chennai (que, en 2017, contaba con una población de 9 millones de habitantes y, en 2014, un PIB de 59.000 millones de USD) se conoce como el "Detroit de la India" y lidera el sector automotor nacional, pero el crecimiento en servicios de software, turismo médico, servicios financieros y la fabricación de hardware (así como de productos petroquímicos y textiles) también aumentan su importancia económica. Además, es un importante centro exportador de TI y de servicios de externalización de procesos empresariales. En China, las megaciudades emergentes son impresionantes por su escala económica. Con un PIB de 234.000 millones de USD en 2014 y una población de 14 millones de habitantes en 2017, Chengdu es el área metropolitana número uno de China occidental y prospera gracias a los sectores emergentes, en particular el de conservación de energía y protección ambiental, lo que la convierte en un destino atractivo para trabajadores calificados. De hecho, el énfasis en los sectores de las "nuevas energías" (en materiales, automóviles híbridos y eléctricos y TI) es un impulso para Chengdu. Al mismo tiempo, la segunda ciudad más grande del este de China, Nankín (con un PIB en 2014 de 203.000 millones de USD y una población de siete millones de habitantes en 2017) está dominada por el sector servicios, principalmente los servicios financieros, la cultura y el turismo. Las TI, la protección del medio ambiente, las nuevas energías y las redes eléctricas inteligentes se están convirtiendo en pilares adicionales para Nankín y una gran cantidad de empresas multinacionales han establecido allí sus centros de investigación. Durante varios años, Nankín ha tenido una tasa de desempleo inferior al promedio nacional chino. De Kenia a Jalisco   Si bien China y la India pueden dominar la escala de las economías emergentes, hay otras zonas que cobran cada vez más importancia en el mapa de las megaciudades emergentes. Nairobi no solo es la capital y la ciudad más grande de Kenia, sino que también va por la senda del crecimiento poblacional, ya que pasará de cuatro millones de habitantes en 2017 a 10 millones para 2030. Con más de 100 organizaciones internacionales, como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Banco Mundial, así como las sedes regionales de las principales empresas de manufactura y TI, Nairobi comparte su preeminencia agrícola con el desarrollo de la economía del presente y del futuro. Del mismo modo, Guadalajara (con un PIB de 81.000 millones de USD en 2014 y una población de cinco millones de habitantes en 2017) es más que la capital y la ciudad más grande del estado de Jalisco, en México. Conocida como el "Silicon Valley mexicano", según el Financial Times, se la considera la ciudad con el mayor potencial de inversión en México. Con un Festival Internacional de Cine y una Feria Internacional del Libro, Guadalajara es el tipo de centro sociocultural que complementa a la perfección el crecimiento del sector de la alta tecnología y la fabricación de productos químicos y electrónicos, convirtiéndose así en un imán para el talento en todo el hemisferio. Cada una de estas ciudades aboga por el talento a su manera, creando un entorno para que los empleados altamente calificados prosperen en múltiples dimensiones. Esto requiere poner a las personas primero y centrarse en lo que más les importa. El estudio de Mercer sobre megaciudades emergentes muestra que los empleadores a menudo entienden mal lo que motiva a las personas a mudarse a una ciudad y quedarse allí: los factores humanos y sociales son más importantes que el salario y los factores laborales. Para las megaciudades emergentes, el modelo de Silicon Valley puede ser una estrategia posible y ambiciosa, pero cada una de ellas deberá demostrar que es un lugar para vivir hoy y mañana. Publicado originalmente en BRINK News.

¿Cómo podemos ayudar?

Hable con un especialista de Mercer

back_to_top