Innovación

Lo que el mundo puede aprender del éxito del comercio electrónico en China

5 septiembre, 2019
  • Jackson Kam

    Líde de Práctica de Estrategia de Talento, Mercer Hong Kong

article-img
“En todo el mundo, países y organizaciones pueden aprender de la transformación y el crecimiento digital de China como una economía de comercio electrónico.”

En un mundo cada vez más digitalizado e impulsado por el comercio electrónico, China se ha convertido, en los últimos años, en una potencia. Su economía digital representó el 38,2 % del crecimiento de su PIB en el primer semestre de 2018,1 y alberga a 9 de las 20 principales empresas de Internet del mundo, incluyendo el motor de búsqueda Baidu, Alibaba, el gigante del comercio electrónico, y Tencent, el proveedor de servicios de Internet.2 En verdad, el éxito de China puede servir como una lección para las empresas y economías de todo el mundo que se empeñan en seguir siendo relevantes y mantener una ventaja competitiva.

Iniciativas políticas que ayudan a impulsar la digitalización

 

El enfoque de cambiar por una economía digital del Gobierno chino es uno de los factores de su éxito. En 2015, el Consejo de Estado de China, el órgano superior de la administración estatal, emitió un informe llamado "Hecho en China 2025". Este documento delinea la estrategia para transformar la base manufacturera de China a través de la innovación digital. Sus objetivos estratégicos incluyen un aumento en la digitalización de la producción y la "informatización". Por ejemplo, dentro de la categoría de integración de las TI y la industrialización, el informe enumera el objetivo de aumentar la penetración de banda ancha del 37 % en 2013 al 82 % para 2025.4

Pero, las iniciativas descritas también han suscitado preocupación entre legisladores de todo el mundo.5 Algunos temen que una política industrial dirigida por el Gobierno incluya asistencia financiera para las compañías chinas que hagan que el campo de juego mundial se vuelva desigual. Otros también se preocupan por las inversiones de China en empresas extranjeras de tecnología, lo que es natural, ya que los objetivos y estrategias descritos en el informe indican que el liderazgo de China pretende centrarse en garantizar que el país esté preparado para un mundo cada vez más digital.

Las inversiones se enfocan en el futuro digital

 

Con ese fin, las inversiones en investigación y desarrollo de empresas chinas, institutos de investigación y del Gobierno se han disparado. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el presupuesto pasó de unos 40.000 millones de dólares en el año 2000 a 443.000 millones, apenas por debajo de los 484.000 millones que se invierten en los Estados Unidos.6

Además, China está trabajando para minimizar cualquier brecha digital entre los ciudadanos de sus principales ciudades y los de las áreas más remotas. Algunas provincias han, incluso, desarrollado planes para digitalizar sus economías. Por ejemplo, la provincia de Guizhou planea hacer crecer su economía digital en un 20 % anual.El Foro Económico Mundial también explica que, en lo que se conoce como las aldeas de Taobao, al menos el 10 % de los hogares operan tiendas en línea para Taobao, el sitio de compras para el gigante del comercio electrónico Alibaba. En una de esas aldeas, esto genera ingresos por comercio electrónico de al menos 1,6 millones de dólares y más de 1.000 de estas aldeas se encuentran en zonas rurales chinas.8

Además de la inversión financiera, las políticas que permiten a las compañías tecnológicas prosperar son esenciales para la transformación digital y el éxito de una economía en un mundo de comercio electrónico. Esto incluye un modelo educativo que ayuda a los estudiantes a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas, así como la alfabetización digital. Es más, la educación no se detiene una vez que los estudiantes se gradúan, sino que debe continuar a través de programas de capacitación que ayudan a los empleados a mantenerse al tanto de los avances tecnológicos.

Los mercados de capital solventes, la protección sólida de la propiedad intelectual y los mecanismos para prevenir y detectar la corrupción son requisitos adicionales para un sector de tecnología fuerte e innovador. La colaboración entre los sectores público y privado, como los programas que fomentan nuevos negocios, también contribuye a un entorno digital próspero.

Comience a crear una fuerza de trabajo digital con sus propios empleados

 

Tanto las empresas como los gobiernos pueden prepararse para un entorno digital en crecimiento y seguir siendo relevantes y competitivos. En algún modo es sorprendente, pero centrarse primero en la fuerza laboral y luego en la tecnología tiene sentido. Esto se debe a que los empleados pueden armar o destruir hasta las soluciones tecnológicas más avanzadas.

Los tres requisitos para llegar a una cultura laboral innovadora:

1.   Medios: Esto se refiere a las herramientas y la autoridad que necesitan los empleados para concebir una idea, establecer el equipo correcto, desarrollar el caso de negocios y desarrollarlo y probarlo.

2.  Motivo: Las organizaciones proporcionan motivación alentando a los empleados a pensar más allá de su función de trabajo inmediata e incluso a asumir riesgos dentro de un marco predefinido. También pueden permitirles participar, quizás a través de un bono, en cualquier alza financiera que resulte de su trabajo.

3.  Oportunidad: Los empleados necesitan tiempo, herramientas y espacio para proponer ideas y dedicarse a la innovación.

La agilidad también es fundamental en un lugar de trabajo digital innovador. Los empleados deben sentirse seguros colaborando con colegas en todas las funciones y compartiendo ideas sin tener que enfrentar críticas indebidas. Un buen presupuesto destinado a capacitación también asegurará que los empleados obtengan las habilidades necesarias para contribuir al éxito de sus empleadores en forma permanente.

Invierta en tecnología para estar al ritmo de la innovación

 

Es evidente que la tecnología desempeña un papel vital en el éxito digital. Según una encuesta realizada por la empresa de servicios de fabricación Jabil, restricciones, como capacidades de red inadecuadas y aplicaciones heredadas que no pueden integrarse a los nuevos sistemas, han afectado las actividades de transformación digital para las tres cuartas partes de las marcas. Afortunadamente, el 99 % está invirtiendo en nuevas tecnologías para reemplazar las plataformas obsoletas que dificultan sus operaciones.9

El surgimiento de China como potencia digital es el resultado de la planificación, la inversión y el trabajo, y tanto las empresas como los países pueden aprender de sus esfuerzos digitales y de su éxito en comercio electrónico.

Fuentes:

1 Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, Xinhua News, 23 de diciembre de 2018, http://www.xinhuanet.com/english/2018-12/23/c_137693489.htm.
2
Von Heimburg, Fabian, "Here are 3 lessons Europe can learn from China's flourishing start-ups," ("Aquí hay tres lecciones que Europa puede aprender de las florecientes empresas emergentes,") Foro Económico Mundial, 15 de septiembre de 2018, https://www.weforum.org/agenda/2018/09/3-lessons-europe-can-learn-from-china-flourishing-start-up-ecosystem/.
3
World Payments Report 2018" ("Informe Mundial de Pagos 2018"),  Capgemini y BNP Paribas Services, https://worldpaymentsreport.com/non-cash-payments-volume
4
Consejo de Estado de la República Popular China, "Made in China 2025" ("Hecho en China 2025") IoT One, 7 de julio de 2015, http://www.cittadellascienza.it/cina/wp-content/uploads/2017/02/IoT-ONE-Made-in-China-2025.pdf.
5
Morrison, Wayne M., "The Made in China 2025 Initiative: Economic Implications for the United States," ("Iniciativa Made in China 2025: Implicaciones económicas para los Estados Unidos"), Servicio de Investigación del Congreso de los E.U.A., 29 de agosto de 2018, https://fas.org/sgp/crs/row/IF10964.pdf.
6
Gross domestic spending on R&D" ("Gasto interno bruto en I+D",  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), consultado el 1 de abril de 2019, https://data.oecd.org/rd/gross-domestic-spending-on-r-d.htm.
7Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, "China's digital economy surges 18.9 %, drives growth" ("La economía digital de China aumenta un 18,9 % e impulsa el crecimiento") China Daily, 20 de julio de 2017, http://www.chinadaily.com.cn/business/2017-07/20/content_30179729.htm.
8
Wenway, Winston Ma, "China's mobile economy, explained" ("La economía móvil de China explicada") Foro Económico Mundial, 26 de junio de 2017, https://www.weforum.org/agenda/2017/06/china-mobile-economy-explained.
9
Digital Transformation Strategies: How are They Changing?" ("Estrategias de transformación digital: ¿Cómo están cambiando?") Jabil, https://www.jabil.com/insights/blog-main/how-are-digital-transformation-strategies-changing.html.

more in innovation

Yvonne Sonsino | 08 ago 2019

La inteligencia artificial y la automatización están cambiando constantemente nuestro mundo, incluso la forma en que trabajamos. Tomemos como ejemplo el vuelo espacial de 1962 de la NASA. En aquel entonces, Katherine Johnson, la figura central en el libro y la película Talentos ocultos, hizo una famosa comprobación manual de las operaciones matemáticas de la computadora de la NASA para poner un vuelo espacial en órbita por primera vez. Sin embargo, en unos pocos años, esa confianza en la inteligencia humana ha cedido su lugar a calculadoras y computadoras. En nuestros días, la progresión de la automatización es casi aterradora a causa de la sofisticación cada vez mayor de la IA. El índice Forbes de IA muestra que el volumen de la inversión anual de capital de riesgo en la IA es seis veces mayor que en el año 2000.1 Estos pasos gigantescos en las capacidades de la IA pueden hacernos poner en duda nuestros supuestos acerca de cómo se realiza el trabajo, pero, en realidad, solo representan la continuidad del desarrollo. Comprender y aprovechar esto es fundamental, tanto para la economía global como, a nivel personal, en el modo en que todos nos ganamos la vida. Prepárese de manera creativa   Si bien los robots pueden reemplazar fácilmente los trabajos de rutina de nivel inferior, como las tareas que se llevan a cabo en fábricas, granjas y restaurantes de comida rápida, casi todos los días surgen nuevos indicadores que ilustran cómo, además, se están automatizando ocupaciones administrativas como finanzas, seguros, leyes y contabilidad. Si se puede replicar algo más que el trabajo físico y de rutina, y si la IA también puede simular la creatividad humana, la capacidad de vinculación y la inteligencia a una escala más rentable, ¿cómo es posible que el trabajador humano promedio pueda competir por un trabajo? Más allá de la dimensión de su empresa, los líderes organizacionales deberían plantearse seriamente la retención de los elementos humanos del trabajo, lo que incluye la inteligencia emocional, las habilidades de la gente, el criterio y el ingenio natural. Evaluar cómo retenemos esas facetas humanas importantes mientras aprovechamos las herramientas más eficaces que tenemos a nuestra disposición se ha vuelto necesario. Al prepararse para este inminente trastorno para la gente, que probablemente alcance su punto máximo durante los próximos 15 años, las organizaciones deben comprender cuáles son los atributos necesarios para que el trabajo sea exitoso. Es indispensable que los líderes comiencen a anticipar los diferentes escenarios para el futuro del trabajo, considerando, incluso, las áreas en las que la productividad humana, la creatividad y la inteligencia son igualadas o superadas por sus contrapartes artificiales. La automatización se vuelve inevitable, pero sus potenciales resultados son muchos. En lugar de tratar de adivinar cómo se sacudirá todo el mercado, los líderes de hoy pueden preparar a sus organizaciones y a sus empleados para un futuro incierto. Esto requiere pensar creativamente sobre qué habilidades y capacidades deben conservarse y cuáles pueden automatizarse. Actualmente, vemos que la voluntad de tomar lo mejor de ambos mundos es cada vez mayor. Considere estos cuatro posibles escenarios futuros para dejar fluir su imaginación y póngase a pensar en el futuro de manera innovadora. La grieta en el ingenio   Una de las perspectivas sobre la amenaza de la IA considera que no solo podría generar riqueza y una brecha en el trabajo, sino que también podría crear una brecha en el ingenio si las condiciones para fomentarlo dejan de existir. Si los robots se hacen cargo de la mayoría de los trabajos humanos, podríamos enfrentarnos al hecho de que una condición futura de potencial humano quede sin cubrir. Esta mayor dependencia de la tecnología provocaría que un mayor número de personas se sientan poco dispuestas a aprender o a hacer mucho, por lo que la inteligencia natural podría no florecer y prosperar. Sin trabajos para los cuales prepararse, los niños ya no podrán ser educados de la misma manera. La revolución de la IA podría hacer que el ingenio deje de ser un recurso natural para convertirse en uno que solo puede ser creado por aquellos que tienen acceso a la IA más sofisticada, dejando atrás a los otros. Mi amigo el cobot   Cuando se trata de un trabajo de conocimiento de alto valor que involucra sistemas y hechos complejos, es probable que la IA se desarrolle a tanta velocidad que la gente no pueda aprovecharla o entenderla. Esto pone a las personas en riesgo de ser reemplazadas en lugar de coexistir. Esta situación es diferente a la automatización del trabajo manual o físico, que tiende al error humano y al agotamiento. La eficiencia en la automatización del trabajo de oficina es más sutil: reduce errores y horas de trabajo, elimina el sesgo emocional de las decisiones, aumentando, al mismo tiempo, la escala y la complejidad. Los trabajadores del conocimiento deben sentirse cómodos trabajando con IA y robots. Una visión de futuro podría incluir a los cobots: robots asociados con operadores humanos y compañeros de trabajo. Los cobots son un nuevo elemento en la relación de trabajo que debe forjarse a medida que los equipos se convierten en una mezcla diversa de inteligencia humana y artificial. Diversidad e inclusión para 2020   La IA presenta una nueva forma de pensar en la diversidad y en el trabajo en equipo. Los equipos diversos toman mejores decisiones e impulsan mejores resultados de negocios. Esto incluye la "diversidad cognitiva" o las diferencias de estilo para resolver problemas o para procesar información. Evidentemente, el próximo paso consiste en tener en cuenta a los robots con IA como parte de la diversidad cognitiva del equipo. Su estilo para resolver problemas es conocido, ya que está determinado por el código que ejecutan y los conjuntos de datos en los que están capacitados. Esto los convierte en el contrapeso perfecto para los miembros no estructurados, humanos y variables del equipo. En poco tiempo, optimizar un equipo significará diseñar una poderosa combinación de mentes humanas creativas con mentes de inteligencia artificial estructuradas, aplicadas a diferentes elementos de la tarea por realizar. El nuevo trabajo de RR. HH.   Al haber una mayor automatización en el lugar de trabajo, el papel de RR. HH. debe evolucionar. Los trabajadores humanos y de IA coexistirán dentro de la misma fuerza laboral, y se espera que, para cualquier tarea, RR. HH. utilice a los mejores trabajadores. Esto implicará comprender el poder y las aptitudes de los robots y, quizás, lo que es más importante, sus limitaciones. Así, combinar capacidades humanas con las tareas robóticas correctas se convertirá en una habilidad clave para Recursos Humanos. A medida que los departamentos de recursos humanos se centran cada vez más en la gestión de datos y en las capacidades analíticas, los líderes de Recursos Humanos deben considerar la ética de los datos personales de empleados, empleados potenciales, contratistas y clientes. Las herramientas de trabajo digitales e inteligentes que dominarán el futuro de los negocios tienden a recopilar enormes cantidades de información acerca de sus usuarios. Como guardián de los datos personales y de la privacidad humana, RR. HH. tiene, en consecuencia, una responsabilidad mucho mayor. Teniendo en cuenta estos posibles escenarios futuros, los líderes pueden comenzar a planear estrategias sobre cómo preparar a sus organizaciones y a sus empleados para una mayor dependencia de la inteligencia artificial y la automatización. Fuentes:                                                                                                                                                               Columbus, Louis. "10 Charts That Will Change Your Perspective on Artificial Intelligence's Growth." Forbes. Jan. 12, 2018. https://www.forbes.com/sites/louiscolumbus/2018/01/12/10-charts-that-will-change-your-perspective-on-artificial-intelligences-growth/#2314726a4758.  

André Maxnuk | 25 jul 2019

La inteligencia artificial (IA) y la automatización son actores en el escenario mundial de muchos sectores y, aparentemente, brindan oportunidades ilimitadas. Ya es posible encargarle a un robot que le prepare la comida o incluso a su auto que se maneje solo… ¿Pero qué viene después?1 Esta tendencia en ascenso tiene un gran alcance, altera las formas en que operan ciertos sectores y modifica la forma en que los empleadores llevan a cabo las contrataciones. Como no se espera que este fenómeno se ralentice, exploremos lo que les espera a las empresas que vivan esta nueva era. Automatización de trabajos en sectores clave   No todos tienen el mismo enfoque en lo que a automatización del trabajo concierne. Ciertos sectores, empresas y empleos son más propensos a verse afectados que otros. Por ejemplo, los fabricantes han usado este enfoque durante mucho tiempo y tienden a aprovechar las oportunidades que brinda la automatización cada vez que sea posible. El Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur, que durante los últimos años ha estado invirtiendo dinero en el desarrollo de la automatización industrial durante los últimos años, no muestra signos de querer detenerse.2 Si bien se trata solo de un país, este ejemplo representa el rumbo del sector y el proceso en general: el objetivo consiste en que los costos se mantengan bajos y la eficiencia alta. El sector automotor ha logrado ganancias similares tanto en el proceso de fabricación como en la producción de vehículos autónomos. Si bien esta tecnología ha tenido sus vaivenes, investigaciones de Strategy Analytics y Intel señala que se está perfeccionando continuamente y que pronto podrá cambiar por completo la producción de automóviles.3 Pero, por más que estas industrias den los mejores ejemplos de lo que la IA y la automatización pueden lograr, otras muestran dificultades a la hora de implementar las funciones clave de esta tecnología. La hotelería, los servicios de alimentación y la atención médica son ejemplos de este retraso: Estos sectores están fuertemente impulsados por su mano de obra, lo que dificulta automatizar sus operaciones. Un reciente reportaje de CNN 4 señaló acertadamente que, si bien las oportunidades de integrar la tecnología para escalar servicios son reales, no todos los clientes de estos sectores están listos para que se les brinden servicios automatizados. El impacto en las economías y en el empleo   La idea de que la inteligencia artificial eliminará empleos provoca un verdadero temor en los trabajadores. Como bien señala el MIT 5, este es el reflejo de una inquietud que ya se había sentido en los Estados Unidos, en la década de 1960 más precisamente, con respecto al aumento de los procesos automatizados y el desempleo, pero que Lyndon B. Johnson expresó mejor: "Lo primordial es que la tecnología elimina empleos, no trabajo". Esta distinción y la forma en que los empleadores manejen los cambios de roles es lo que hará que muchas organizaciones automaticen sus operaciones… o se queden en el camino. Para las economías en desarrollo, la automatización de ciertos trabajos podría crear mejores oportunidades al eliminar tareas peligrosas o que dependen demasiado del trabajo físico. Si bien, a corto plazo, esta puede ser la causa de cierto grado de desempleo durante la transición, también es probable que las personas afectadas tengan la oportunidad de encontrar trabajos más seguros y satisfactorios. Todo se reduce a un cambio de habilidades en el lugar de trabajo. Una investigación muestra que, si la mano de obra quiere seguir siendo relevante y competitiva, sus futuras habilidades deberán pasar más por el liderazgo y las habilidades sociales. Según investigaciones recientes de LinkedIn las habilidades más importantes del futuro no son de programación ni técnicas, sino habilidades sociales, como la comunicación y la colaboración, y que los trabajadores deberán priorizarlas, ya que cada vez habrá más operaciones automatizadas.6 Envejecer en un mundo automatizado   Para los trabajadores de hoy, la coincidencia entre el envejecimiento de la mano de obra y el aumento de la automatización constituye una amenaza muy real. Es muy probable que quienes tengan 30 o 40 años de experiencia laboral estén desempeñando tareas que puedan automatizarse. Si esto se analiza a escala mundial, es más que preocupante. En lugares como Vietnam y China, entre el 69 % y el 76 % de las tareas que realizan los trabajadores de mayor edad corren el riesgo de automatizarse. En Estados Unidos, por ejemplo, se cree que aproximadamente un 52 % de los empleos que ocupan más trabajadores adultos mayores se pueden automatizar. Lo que también es potencialmente preocupante es que, en áreas como Japón, las poblaciones de trabajadores de mayor edad están creciendo rápidamente y creando un efecto espiral. La buena noticia es que los empresarios responden a esto eliminando la jubilación forzosa y buscando opciones adicionales para aliviar esta presión. La automatización ofrece una cantidad increíble de oportunidades positivas para los puestos de trabajo, pero es importante no perder de vista a las personas que puedan verse afectadas negativamente por ella. Si bien esto puede significar que se deba priorizar la capacitación en habilidades sociales para garantizar una mano de obra más "preparada para el futuro" o buscar formas más apropiadas de aprovechar el trabajo automatizado en trabajos y sectores altamente manuales, la verdad es que esta tendencia no desaparecerá. La competencia y la globalización seguirán siendo factores de presión para que los empleadores encuentren formas nuevas y creativas de automatizar procesos, pero quienes busquen formas visionarias de reformar su mano de obra en torno a esta tecnología obtendrán verdaderas ventajas competitivas. Fuentes: 1 Constine, Josh, "Taste test: Burger robot startup Creator opens first restaurant," Tech Crunch, June 21, 2018, https://techcrunch.com/2018/06/21/creator-hamburger-robot/. 2 Demaitre, Eugene, "South Korea Spends $14.8M to Replace Chinese Robotics Components," Robotics Business Review, October 20, 2015, https://www.roboticsbusinessreview.com/manufacturing/south-korea-spends-148m-to-replace-chinese-robotics-components/ 3 Statt, Nick, "New documentary Autonomy makes the convincing case that self-driving cars will change everything," The Verge, March 13, 2019, https://www.theverge.com/2019/3/13/18262364/autonomy-film-review-self-driving-cars-malcolm-gladwell-documentary-sxsw-2019. 4 Andone, Dakin and Moshtaghian, Artemis, "A doctor in California appeared via video link to tell a patient he was going to die. The man's family is upset," CNN, March 10, 2019, https://www.cnn.com/2019/03/10/health/patient-dies-robot-doctor/index.html. 5 Autor, David H., "Why Are There Still So Many Jobs? The History and Future of Workplace Automation," MIT: Journal of Economic Perspectives, Vol. 29, Issue 3, summer 2015, https://economics.mit.edu/files/11563. 6 Umoh, Ruth, "The CEO of LinkedIn shares the No. 1 job skill American employees are lacking," CNBC, April 26, 2018,https://www.cnbc.com/2018/04/26/linkedin-ceo-the-no-1-job-skill-american-employees-lack.html.

Gail Evans | 25 jul 2019

El poder de la IA dará forma al futuro del trabajo y optimizará la productividad. Con la continua aceleración de las operaciones que provoca la transformación digital, nuestros horarios de trabajo y personales se están integrando cada vez más. Padres, profesionales y comunidades enteras de personas se han visto obligados, más que nunca, a armonizar las crecientes exigencias que enfrentan en su trabajo y en sus vidas privadas. Orquestar las responsabilidades de la vida moderna puede volverse algo abrumador. El hecho de criar niños sanos y bien adaptados, apoyar a un compañero o amigo en dificultades, impresionar al jefe y a los compañeros de trabajo y de no comprar esas galletas de chispas de chocolate (después de todo, ¿quién tiene tiempo para cenar?) puede ser agobiante para el alma humana. Afortunadamente, las plataformas de AI no solo están cambiando la forma en que los profesionales organizan la información e interactúan con los datos, sino también la forma en que manejan los desafíos de la vida cotidiana. Presentamos a Warren   Warren, el asistente digital de IA de Mercer, es una sofisticada plataforma de inteligencia artificial diseñada para aprovechar los datos en tiempo real con patrones aprendidos para mejorar la productividad de la fuerza laboral. Funciona las 24 horas del día, los siete días de la semana, para garantizar que sus obligaciones personales y profesionales estén bien organizadas, así como el progreso de su trayectoria profesional. Para ello, contextualiza los datos de su pasado, presente y futuro, agilizando sus responsabilidades y su agenda para ayudarle en la toma de decisiones. En otras palabras, Warren es su dedicado entrenador personal, confidente y compañero de equipo, es decir, la convergencia entre personas y tecnología, pero llevada al extremo. La gente se esfuerza diariamente por aprovechar su tiempo al máximo. Con demasiada frecuencia, nuestro trabajo se ve socavado por datos mediocres que dan como resultado malas elecciones, una programación ineficiente y distracciones inestables. Muchas personas carecen del tiempo o los recursos para adaptarse a los cambios inevitables de nuestras apremiantes prioridades diarias. Warren está aquí para ayudar a la gente a enfocarse en lo que es más importante, cuando es más importante. En realidad, se trata menos de cómo la tecnología nos informa y más de cómo construir una coexistencia armónica entre máquinas y personas que trabajan juntas. En esta relación, usted aporta el elemento humano mediante su creatividad, su pensamiento estratégico y su empatía, mientras que Warren aumenta sus capacidades humanas haciéndole recomendaciones basadas en objetivos y metas designados y, luego, hace ajustes de acuerdo a las conversaciones anteriores que tuvo con usted. Todos los profesionales, no solo los que están en la cúspide jerárquica, merecen un asistente personal que los ayude a tener la cabeza despejada. Esta democratización de la fuerza laboral respaldada por la IA revolucionará el modo de materializar las ideas y el crecimiento de las empresas. Los días en que su vida personal y su vida profesional estaban compartimentadas llegaron a su fin. Warren le permite establecer prioridades y abordar de inmediato cualquier cosa que la vida le imponga, como cuando el director de la escuela de su hijo espera que usted conteste el teléfono un martes a las 13:00 h y su jefe le envía un correo electrónico a las 20:00 h del jueves esperando una respuesta rápida. No hay problema. Warren está aquí para ayudarle a prosperar en un mundo que exige mucho de su tiempo, energía y cordura. Warren comenzará por aquí: No, su hijo no tiene alergia al maní. Sí, usted habló con el equipo sobre la reunión de ventas e imprimió los informes en papel brillante para cada parte interesada. Listo y listo. La vida moderna es una experiencia totalmente integrada y sin límites. Le damos la bienvenida a la nueva normalidad. Trabajar a la velocidad de la IA   Trabajar a la velocidad de la IA significa nunca tener que preguntarse si dejó el horno encendido, la ubicación de la sala para su reunión de las 9:00 h o la exactitud de los datos en el gráfico que ilustra los resultados del último trimestre. Olvídese de los recordatorios pegados en su computadora, esos momentos incómodos en las salas de conferencias cuando su presentación de PowerPoint no se carga y de tener que memorizar otra contraseña. Dígale adiós a contemplar su vaso de vino tinto a altas horas de la noche al tiempo que se pregunta si es un buen padre. De hecho, está claro que lo es, porque Warren le recordó que no programara esa llamada importante con la oficina de Hong Kong durante el debut de su hija como el Gato de Cheshire en la obra de teatro escolar de Alicia en el país de las maravillas. Warren reconoce su idiosincrasia y su falibilidad humanas. Es más, para cada paso de su ajetreado día, lleva a cabo verificaciones y ejecuta controles de calidad. La IA optimizará todos los aspectos de su vida profesional y, en consecuencia, la calidad y el disfrute de su vida personal se verán radicalmente mejorados. Prediciendo y mitigando nuestros propios errores, tan humanos, y nuestras ocasionales faltas de criterio, la inteligencia artificial puede hacer que la experiencia humana sea más significativa, gratificante e impactante. Así como el correo electrónico, la mensajería instantánea y las videollamadas cambiaron la forma en que las personas se comunican entre ellas, Warren está cambiando la forma en que la gente se comunica consigo misma, sus obligaciones laborales y sus carreras. Una era de IA democratizada   A medida que las empresas viran hacia el crecimiento, las personas tendrán la libertad cada vez mayor de pensar en algo más que en las minucias de las obligaciones diarias, pudiendo dedicar tiempo, concentración mental y capacidad a seguir observando su entorno y avanzando. En el lugar de trabajo, Warren potencia el cambio en todos los niveles de una organización, lo que alterará para siempre la dinámica de la influencia y el flujo de ideas. Las grandes ideas y los futuros cambios de pensamiento ya no circularán de arriba hacia abajo. Las soluciones innovadoras y las revelaciones de vanguardia surgirán de todas partes: vendrán tanto del director general como del pasante del verano, de la majestuosa sala de juntas y hasta de la bulliciosa sala de correo. Con la democratización de la IA, la gente más cercana a los productos, las soluciones y los servicios finalmente tendrá el tiempo y la capacidad necesarios para pensar en las mejoras y dar con la próxima mejor práctica o idea. La IA inspirará a los empleados de todos los niveles para que piensen de manera más inteligente y rápida, impulsen estrategias revolucionarias e identifiquen nuevas formas de cocrear e innovar. Warren y tantas otras tecnologías de IA permitirán que los empleados crezcan personal y profesionalmente, independientemente de su cargo, nivel o rango. Al igual que en el pasado, el futuro del trabajo se definirá por el acceso a la información y las oportunidades, así como por la integración de la tecnología y el potencial humano. La IA brinda ahora a las empresas un universo de posibilidades sin precedentes, y los empleadores deben hacer todo lo posible para que su gente pueda competir en el futuro y seguir brindando valor a la empresa. Warren es la versión de IA de un colaborador muy comprometido que apenas duerme, solo se basa en hechos y datos precisos y nunca robará su almuerzo del refrigerador. En pocas palabras, Warren es un colega para una nueva era de personas, tecnología y mano de obra simbiótica.

Más sobre Voice on Growth

Fiona Dunsire | 05 sep 2019

En el contexto de crecimiento económico y cambios demográficos, mercados de inversión y regulaciones, los mercados de América Latina, Oriente Medio, África y Asia son algunos de los más interesantes del mundo. El informe Tendencias de asignación de activos en los mercados emergentes: panorama en evolución de Mercer examinó los planes de retiro en 14 de estos mercados, echando un vistazo a las posiciones de inversión actuales y a los cambios de los últimos cinco años. El estudio incluyó activos de fondos de jubilación de casi 5 billones de USD en los mercados de los hemisferios sur y este. Estas áreas ofrecen un gran potencial para los propietarios de activos, administradores e inversionistas, ya que casi el 70 % del crecimiento mundial proviene ahora, según el Banco Mundial, de estas economías. También observamos una rápida expansión de la clase media, que establece diferentes patrones de consumo y ahorro. Además, la mitad de los 50 principales inversores institucionales mundiales están ubicados en estos mercados.1 El panorama de la inversión mundial se está volviendo más sólido   Dado que las economías de América Latina, Oriente Medio, África y Asia son grandes y están en crecimiento, con una proporción cada vez mayor de riqueza en manos de las personas, resultan de particular interés para los inversores de todo el mundo. Además, estos mercados se encuentran cada vez más abiertos a los inversores extranjeros. Al mismo tiempo, los cambios reglamentarios dentro de estas regiones están permitiendo a los inversionistas nacionales invertir más ampliamente y fuera de sus mercados locales. Todos estos desarrollos se traducen en un panorama de inversión más abierto y sólido, ofreciendo mayores oportunidades a los inversores de todo el mundo. Los sistemas de pensiones y ahorros de estas regiones también están en proceso de reforma y presentan la misma tendencia hacia el aumento de la responsabilidad individual por los ahorros para el retiro que se observa en los países occidentales. En general, vemos un cambio hacia los planes de contribución definida (CD) en lugar de los planes de beneficio definido (BD) en los planes patrocinados por las empresas y el gobierno. Estos cambios enfatizan aún más la necesidad de ofrecer soluciones de inversión efectivas para satisfacer futuras necesidades de ahorro y garantizar la confianza en los sistemas. Las 3 maneras en que responden los inversionistas   Los inversionistas y los administradores de planes están respondiendo al entorno cambiante de tres maneras clave: 1.  Más inversores están apostando por las acciones. En los últimos cinco años, las asignaciones de capital aumentaron aproximadamente un 8 %: del 32 % al 40 %. Para los inversionistas de muchas jurisdicciones, este cambio estaba destinado a aumentar los rendimientos esperados del portafolio. En medio de un entorno de inversión cada vez más competitivo y en un panorama de bajo rendimiento, los inversores de todo el mundo enfrentan desafíos. Agregar acciones al portafolio debería ofrecer mayores expectativas de rendimiento conforme pasa el tiempo. 2.  La liberalización del mercado permite diversificar más los portafolios, por medio de una mayor exposición a los activos extranjeros y en desmedro de los activos nacionales. En los últimos cinco años, la exposición al extranjero de los planes de retiro aumentó del 45 % del portafolio general de acciones al 49 % en promedio. Los inversores buscaron una mayor diversificación geográfica, especialmente en Colombia, Japón, Corea del Sur, Malasia y Taiwán. En algunos países, como Brasil, Colombia, Perú y Sudáfrica, los cambios recientes en la legislación ahora permiten una mayor exposición a activos extranjeros. En Japón, el Fondo de Inversiones de Pensiones del Gobierno ha visto en los últimos años un movimiento hacia más acciones extranjeras en lugar de acciones nacionales. El cambio hacia activos extranjeros también estuvo presente en la renta fija, con una proporción de asignaciones extranjeras que aumentó del 16 % al 23 %, en parte debido a tasas de interés locales menos atractivas, así como a una búsqueda de una mayor diversificación. Se mantiene un importante sesgo nacional, sin embargo, esperamos que la tendencia hacia la apertura continúe ya que los cambios reglamentarios apoyan una inversión mundial más amplia. 3.  Los inversores muestran un poco más de interés en inversiones alternativas. Más inversores están incluyendo alternativas en sus portafolios y Mercer espera que la tendencia continúe en trayectoria ascendente. Entre los inversionistas que proporcionaron detalles sobre sus asignaciones de activos alternativas, más del 70 % de las asignaciones promedio se destinaron a propiedad e infraestructura y aproximadamente el 20 % se destinó a capital privado. Los cambios en las reglamentaciones han hecho que, en algunas áreas, las alternativas sean más atractivas para los inversores. Por ejemplo, en Chile, se aprobó en 2017 una reforma al régimen de inversiones, lo que permite a los administradores de pensiones invertir en alternativas de hasta el 10 %, aunque los límites específicos varían según el portafolio. El principal objetivo de esta mejora es aumentar los rendimientos y, en última instancia, los ingresos del retiro. A medida que los inversionistas buscan diversificar sus portafolios y mejorar su rendimiento, esperamos que la exposición a las alternativas continúe creciendo con el tiempo. Esperamos que los inversores utilicen los resultados de nuestro informe como una oportunidad para revisar su propio portafolio y determinar dónde pueden mejorar su asignación de activos para lograr mejores resultados de inversión. Para obtener más información, descargue el informe completo aquí. Fuentes: Top 1,000 Global Institutional Investors" ("Los 1.000 inversores globales más importantes"). Investment & Pensions Europe, 2016. https://www.ipe.com/Uploads/y/d/w/TOP-1000-Global.pdf

Jackson Kam | 05 sep 2019

En un mundo cada vez más digitalizado e impulsado por el comercio electrónico, China se ha convertido, en los últimos años, en una potencia. Su economía digital representó el 38,2 % del crecimiento de su PIB en el primer semestre de 2018,1 y alberga a 9 de las 20 principales empresas de Internet del mundo, incluyendo el motor de búsqueda Baidu, Alibaba, el gigante del comercio electrónico, y Tencent, el proveedor de servicios de Internet.2 En verdad, el éxito de China puede servir como una lección para las empresas y economías de todo el mundo que se empeñan en seguir siendo relevantes y mantener una ventaja competitiva. Iniciativas políticas que ayudan a impulsar la digitalización   El enfoque de cambiar por una economía digital del Gobierno chino es uno de los factores de su éxito. En 2015, el Consejo de Estado de China, el órgano superior de la administración estatal, emitió un informe llamado "Hecho en China 2025". Este documento delinea la estrategia para transformar la base manufacturera de China a través de la innovación digital. Sus objetivos estratégicos incluyen un aumento en la digitalización de la producción y la "informatización". Por ejemplo, dentro de la categoría de integración de las TI y la industrialización, el informe enumera el objetivo de aumentar la penetración de banda ancha del 37 % en 2013 al 82 % para 2025.4 Pero, las iniciativas descritas también han suscitado preocupación entre legisladores de todo el mundo.5 Algunos temen que una política industrial dirigida por el Gobierno incluya asistencia financiera para las compañías chinas que hagan que el campo de juego mundial se vuelva desigual. Otros también se preocupan por las inversiones de China en empresas extranjeras de tecnología, lo que es natural, ya que los objetivos y estrategias descritos en el informe indican que el liderazgo de China pretende centrarse en garantizar que el país esté preparado para un mundo cada vez más digital. Las inversiones se enfocan en el futuro digital   Con ese fin, las inversiones en investigación y desarrollo de empresas chinas, institutos de investigación y del Gobierno se han disparado. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el presupuesto pasó de unos 40.000 millones de dólares en el año 2000 a 443.000 millones, apenas por debajo de los 484.000 millones que se invierten en los Estados Unidos.6 Además, China está trabajando para minimizar cualquier brecha digital entre los ciudadanos de sus principales ciudades y los de las áreas más remotas. Algunas provincias han, incluso, desarrollado planes para digitalizar sus economías. Por ejemplo, la provincia de Guizhou planea hacer crecer su economía digital en un 20 % anual.7 El Foro Económico Mundial también explica que, en lo que se conoce como las aldeas de Taobao, al menos el 10 % de los hogares operan tiendas en línea para Taobao, el sitio de compras para el gigante del comercio electrónico Alibaba. En una de esas aldeas, esto genera ingresos por comercio electrónico de al menos 1,6 millones de dólares y más de 1.000 de estas aldeas se encuentran en zonas rurales chinas.8 Además de la inversión financiera, las políticas que permiten a las compañías tecnológicas prosperar son esenciales para la transformación digital y el éxito de una economía en un mundo de comercio electrónico. Esto incluye un modelo educativo que ayuda a los estudiantes a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas, así como la alfabetización digital. Es más, la educación no se detiene una vez que los estudiantes se gradúan, sino que debe continuar a través de programas de capacitación que ayudan a los empleados a mantenerse al tanto de los avances tecnológicos. Los mercados de capital solventes, la protección sólida de la propiedad intelectual y los mecanismos para prevenir y detectar la corrupción son requisitos adicionales para un sector de tecnología fuerte e innovador. La colaboración entre los sectores público y privado, como los programas que fomentan nuevos negocios, también contribuye a un entorno digital próspero. Comience a crear una fuerza de trabajo digital con sus propios empleados   Tanto las empresas como los gobiernos pueden prepararse para un entorno digital en crecimiento y seguir siendo relevantes y competitivos. En algún modo es sorprendente, pero centrarse primero en la fuerza laboral y luego en la tecnología tiene sentido. Esto se debe a que los empleados pueden armar o destruir hasta las soluciones tecnológicas más avanzadas. Los tres requisitos para llegar a una cultura laboral innovadora: 1.   Medios: Esto se refiere a las herramientas y la autoridad que necesitan los empleados para concebir una idea, establecer el equipo correcto, desarrollar el caso de negocios y desarrollarlo y probarlo. 2.  Motivo: Las organizaciones proporcionan motivación alentando a los empleados a pensar más allá de su función de trabajo inmediata e incluso a asumir riesgos dentro de un marco predefinido. También pueden permitirles participar, quizás a través de un bono, en cualquier alza financiera que resulte de su trabajo. 3.  Oportunidad: Los empleados necesitan tiempo, herramientas y espacio para proponer ideas y dedicarse a la innovación. La agilidad también es fundamental en un lugar de trabajo digital innovador. Los empleados deben sentirse seguros colaborando con colegas en todas las funciones y compartiendo ideas sin tener que enfrentar críticas indebidas. Un buen presupuesto destinado a capacitación también asegurará que los empleados obtengan las habilidades necesarias para contribuir al éxito de sus empleadores en forma permanente. Invierta en tecnología para estar al ritmo de la innovación   Es evidente que la tecnología desempeña un papel vital en el éxito digital. Según una encuesta realizada por la empresa de servicios de fabricación Jabil, restricciones, como capacidades de red inadecuadas y aplicaciones heredadas que no pueden integrarse a los nuevos sistemas, han afectado las actividades de transformación digital para las tres cuartas partes de las marcas. Afortunadamente, el 99 % está invirtiendo en nuevas tecnologías para reemplazar las plataformas obsoletas que dificultan sus operaciones.9 El surgimiento de China como potencia digital es el resultado de la planificación, la inversión y el trabajo, y tanto las empresas como los países pueden aprender de sus esfuerzos digitales y de su éxito en comercio electrónico. Fuentes: 1 Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, Xinhua News, 23 de diciembre de 2018, http://www.xinhuanet.com/english/2018-12/23/c_137693489.htm. 2 Von Heimburg, Fabian, "Here are 3 lessons Europe can learn from China's flourishing start-ups," ("Aquí hay tres lecciones que Europa puede aprender de las florecientes empresas emergentes,") Foro Económico Mundial, 15 de septiembre de 2018, https://www.weforum.org/agenda/2018/09/3-lessons-europe-can-learn-from-china-flourishing-start-up-ecosystem/. 3World Payments Report 2018" ("Informe Mundial de Pagos 2018"),  Capgemini y BNP Paribas Services, https://worldpaymentsreport.com/non-cash-payments-volume 4 Consejo de Estado de la República Popular China, "Made in China 2025" ("Hecho en China 2025") IoT One, 7 de julio de 2015, http://www.cittadellascienza.it/cina/wp-content/uploads/2017/02/IoT-ONE-Made-in-China-2025.pdf. 5 Morrison, Wayne M., "The Made in China 2025 Initiative: Economic Implications for the United States," ("Iniciativa Made in China 2025: Implicaciones económicas para los Estados Unidos"), Servicio de Investigación del Congreso de los E.U.A., 29 de agosto de 2018, https://fas.org/sgp/crs/row/IF10964.pdf. 6Gross domestic spending on R&D" ("Gasto interno bruto en I+D",  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), consultado el 1 de abril de 2019, https://data.oecd.org/rd/gross-domestic-spending-on-r-d.htm. 7Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, "China's digital economy surges 18.9 %, drives growth" ("La economía digital de China aumenta un 18,9 % e impulsa el crecimiento") China Daily, 20 de julio de 2017, http://www.chinadaily.com.cn/business/2017-07/20/content_30179729.htm. 8Wenway, Winston Ma, "China's mobile economy, explained" ("La economía móvil de China explicada") Foro Económico Mundial, 26 de junio de 2017, https://www.weforum.org/agenda/2017/06/china-mobile-economy-explained. 9Digital Transformation Strategies: How are They Changing?" ("Estrategias de transformación digital: ¿Cómo están cambiando?") Jabil, https://www.jabil.com/insights/blog-main/how-are-digital-transformation-strategies-changing.html.

David Anderson | 22 ago 2019

La ciudad inteligente, la ciudad conectada, la ciudad hábil, la ciudad ágil, la ciudad basada en datos, la ciudad integrada, la ciudad impulsada por cadenas de bloques, la ciudad sostenible, la ciudad a prueba del futuro… En las ciudades de hoy no faltan la visión, la aspiración ni la genialidad. Aun así, todas deben atraer inversión extranjera directa, junto con empresas de primera línea, empresas emergentes y los mejores talentos, así como tener acceso a la mejor tecnología para impulsar el crecimiento. Pero el crecimiento en el PIB mundial no provendrá de las mismas fuentes de siempre, sino que seguirá las fortunas de las ciudades inteligentes más competitivas del mañana, muchas de las cuales son áreas urbanas ignoradas que tienen la oportunidad de desplazar a las megaciudades establecidas que alguna vez fueron el hogar de facto de los empleados y las empresas más exitosos del mundo. Invirtiendo en tecnologías de la información y de la comunicación que mejoran la calidad y el rendimiento de los servicios urbanos, como la energía y la movilidad, estas ciudades inteligentes están compitiendo por seducir a los trabajadores altamente calificados que sostendrán sus empresas y garantizarán su crecimiento. Las preguntas que enfrentan los empleadores y el talento   Al decidir dónde trabajar, vivir y criar a sus familias, estos empleados priorizan los factores humanos y sociales citados en el estudio reciente de Mercer, Primero la gente: impulso del crecimiento en megaciudades emergentes. Se pidió a los trabajadores que clasificaran en orden de importancia 20 factores de decisión relacionados con cuatro pilares vitales: factor humano, salud, dinero y trabajo. En el momento de decidir en qué ciudad vivir y trabajar, los encuestados consideraron los factores humanos —como la satisfacción general con la vida, la seguridad y protección, los temas ambientales y la proximidad a amigos y familiares— como los más importantes. El estudio también analiza cómo algunas de las ciudades de más rápido crecimiento en el mundo, desde Calcuta, en la India, hasta Lagos, en Nigeria, crecen económicamente, atraen a personas, permiten a los nuevos residentes prosperar y les abren un camino hacia una vida mejor a sus ciudadanos. De estas ideas, los líderes de las ciudades y los responsables políticos de todo el mundo pueden extraer valiosas lecciones, no solo sobre lo que se necesita para ser sostenibles, sino también para impulsar el crecimiento. De hecho, en un mundo cada vez más urbanizado, donde el talento altamente cualificado es escaso, los empleadores y las ciudades se hacen importantes preguntas existenciales: ·  ¿Qué hace que los profesionales se muden a una ciudad en particular y se queden allí? ·  ¿Cómo pueden los empleadores y las ciudades retener a los trabajadores talentosos con las habilidades de alto nivel exigidas por las nuevas empresas emergentes, los próximos unicornios y las marcas globales en los centros de actividad emergentes? ·  ¿Qué es exactamente lo que quieren los empleados productivos de un empleador y de su ciudad? Las respuestas pueden depender de qué tan bien las megaciudades emergentes del mundo priorizan su transformación de ideas urbanas a actores de poder global. Por lo tanto, es útil tener una visión comparativa de una muestra de ciudades que tengan un gran potencial para alcanzar el éxito y mantenerlo a largo plazo. Lo que estas ciudades tienen en común es el compromiso de lograr una superioridad regional de oportunidades y recursos, para establecerse, a su manera, como versiones de Silicon Valley, donde el talento más capacitado del futuro pueda prosperar y llevar adelante vidas útiles en medio de la evolución de la inteligencia artificial y de la tecnología avanzada. De "Cyberbad" a otras competidoras   Un buen ejemplo de una megaciudad emergente es Hyderabad, la capital del estado sureño de Telegana, en la India. Con una población de ocho millones de habitantes, Hyderabad es la sexta aglomeración urbana más poblada de la India y es conocida popularmente como Cyberbad, el "Silicon Valley de la India", por su creciente reputación como centro mundial de la tecnología de la información. (Las megaciudades se definen como poblaciones de 10 millones de habitantes o más. Las ciudades analizadas en este artículo han alcanzado esa dimensión o tienen proyectado hacerlo). Sin embargo, junto con el de la TI, Hyderabad está experimentando un crecimiento en los sectores automotor y farmacéutico, así como en su base agrícola tradicional. Con una gran inversión en infraestructura digital y de propiedades, la ciudad se está modernizando para albergar empresas de TI, especialmente a través del desarrollo de su HITEC City, un municipio con instalaciones tecnológicas de vanguardia para los gigantes estadounidenses de la TI. Por su parte, el comercio minorista también ha prosperado, ya que las marcas internacionales y nacionales abren tiendas en la ciudad. En contraste, la ciudad algo más grande de Chennai (que, en 2017, contaba con una población de 9 millones de habitantes y, en 2014, un PIB de 59.000 millones de USD) se conoce como el "Detroit de la India" y lidera el sector automotor nacional, pero el crecimiento en servicios de software, turismo médico, servicios financieros y la fabricación de hardware (así como de productos petroquímicos y textiles) también aumentan su importancia económica. Además, es un importante centro exportador de TI y de servicios de externalización de procesos empresariales. En China, las megaciudades emergentes son impresionantes por su escala económica. Con un PIB de 234.000 millones de USD en 2014 y una población de 14 millones de habitantes en 2017, Chengdu es el área metropolitana número uno de China occidental y prospera gracias a los sectores emergentes, en particular el de conservación de energía y protección ambiental, lo que la convierte en un destino atractivo para trabajadores calificados. De hecho, el énfasis en los sectores de las "nuevas energías" (en materiales, automóviles híbridos y eléctricos y TI) es un impulso para Chengdu. Al mismo tiempo, la segunda ciudad más grande del este de China, Nankín (con un PIB en 2014 de 203.000 millones de USD y una población de siete millones de habitantes en 2017) está dominada por el sector servicios, principalmente los servicios financieros, la cultura y el turismo. Las TI, la protección del medio ambiente, las nuevas energías y las redes eléctricas inteligentes se están convirtiendo en pilares adicionales para Nankín y una gran cantidad de empresas multinacionales han establecido allí sus centros de investigación. Durante varios años, Nankín ha tenido una tasa de desempleo inferior al promedio nacional chino. De Kenia a Jalisco   Si bien China y la India pueden dominar la escala de las economías emergentes, hay otras zonas que cobran cada vez más importancia en el mapa de las megaciudades emergentes. Nairobi no solo es la capital y la ciudad más grande de Kenia, sino que también va por la senda del crecimiento poblacional, ya que pasará de cuatro millones de habitantes en 2017 a 10 millones para 2030. Con más de 100 organizaciones internacionales, como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Banco Mundial, así como las sedes regionales de las principales empresas de manufactura y TI, Nairobi comparte su preeminencia agrícola con el desarrollo de la economía del presente y del futuro. Del mismo modo, Guadalajara (con un PIB de 81.000 millones de USD en 2014 y una población de cinco millones de habitantes en 2017) es más que la capital y la ciudad más grande del estado de Jalisco, en México. Conocida como el "Silicon Valley mexicano", según el Financial Times, se la considera la ciudad con el mayor potencial de inversión en México. Con un Festival Internacional de Cine y una Feria Internacional del Libro, Guadalajara es el tipo de centro sociocultural que complementa a la perfección el crecimiento del sector de la alta tecnología y la fabricación de productos químicos y electrónicos, convirtiéndose así en un imán para el talento en todo el hemisferio. Cada una de estas ciudades aboga por el talento a su manera, creando un entorno para que los empleados altamente calificados prosperen en múltiples dimensiones. Esto requiere poner a las personas primero y centrarse en lo que más les importa. El estudio de Mercer sobre megaciudades emergentes muestra que los empleadores a menudo entienden mal lo que motiva a las personas a mudarse a una ciudad y quedarse allí: los factores humanos y sociales son más importantes que el salario y los factores laborales. Para las megaciudades emergentes, el modelo de Silicon Valley puede ser una estrategia posible y ambiciosa, pero cada una de ellas deberá demostrar que es un lugar para vivir hoy y mañana. Publicado originalmente en BRINK News.

back_to_top