André Maxnuk

André Maxnuk

Director general de Mercer México y líder de zona para Latinoamérica

André es responsable de posicionar a Mercer como líder en salud, riqueza y carrera en Latinoamérica, así como de ayudar al mercado a comprender y planificar tendencias y cambios en recursos humanos. Se unió a la Mercer hace más de 20 años como actuario de pensiones y desde entonces ha trabajado en puestos de liderazgo que abarcan el retiro, fusiones y adquisiciones, y desarrollo de negocios.

Artículos

INNOVATION

La megaciudad impulsará el crecimiento económico del futuro

La megaciudad definirá el crecimiento económico en los próximos años. Al tomar como ejemplo a Monterrey y Guadalajara, en México, se aprecia que en estos centros emergentes de negocios y comercio se dan todas las condiciones para que crezcan rápidamente y posiblemente superen a las capitales tradicionales del comercio. También tienen el potencial de aprender de los errores de las ciudades grandes y tradicionales para planificar un crecimiento a largo plazo inteligente y sostenible. La urbanización se está desarrollando a un ritmo tal que casi la mitad (47 %) del crecimiento del PIB provendrá de 443 ciudades con economía en crecimiento entre 2010 y 2025, señala el informe "Primero la gente" de Mercer. Estas ciudades también están en camino de acumular mil millones de nuevos consumidores y, desde ahora hasta 2030, cambiarán significativamente la forma en que sus habitantes viven y trabajan. Cómo la urbanización cambia las economías locales   Si bien se predijo que la adopción generalizada de Internet y las tecnologías interconectadas permitirían a las personas vivir y trabajar en cualquier lugar, en realidad, tuvieron el efecto contrario. En realidad, las ciudades atrajeron a más personas en busca de trabajo. En la actual economía mundial, de rápida evolución, los trabajadores innovadores se buscan mutuamente para colaborar en el desarrollo de nuevos sectores. Lo que quieren es un entorno en el que puedan ser más productivos y más creativos con compañeros de ideas afines. Con todas estas mentes brillantes acudiendo a las áreas metropolitanas en crecimiento, las ciudades se han convertido en el crisol de la colaboración. Tomemos Guadalajara como ejemplo. El sector tecnológico de la ciudad tiene sus raíces en la década de 1960, cuando empresas extranjeras de alta tecnología en busca de mano de obra barata trasladaron sus operaciones de fabricación allí. Estas compañías incluían a Kodak, Motorola, IBM, Hewlett-Packard y Siemens. Sin embargo, cuando muchas de estas operaciones se mudaron a Asia a principios de la década de 2000, la ciudad encontró una manera de perseverar como centro de tecnología. Como señala Andrew Selee, del Instituto Smithsoniano, "Guadalajara se reinventó a sí misma como un importante centro para la investigación y el desarrollo, la programación, el diseño y otros trabajos tecnológicos altamente calificados, a partir de la base que se había establecido allí años antes".1 Los ingenieros altamente capacitados de Guadalajara "invirtieron el modelo", diseñando componentes en México y fabricándolos en Asia, como le dijo un ingeniero a Selee. Hoy en día, muchas empresas de tecnología con sede en Silicon Valley mantienen instalaciones de investigación, desarrollo y programación en Guadalajara, y la ciudad, ahora conocida por su talento y creatividad en ingeniería, alberga una amplia gama de empresas emergentes tecnológicas. Cómo pueden las ciudades prepararse y responder   El rápido crecimiento en empleos y oportunidades económicas es positivo, pero desafiante para ciudades como Guadalajara, también conocida como "el Silicon Valley de México". La población de la ciudad ha crecido hasta superar los 8 millones de personas y es ahora la segunda área metropolitana más grande de México, justo detrás de la Ciudad de México.2 En la próxima década, se espera que crezca aún más (más del 15 %). Además, es la tercera economía más grande de México, con un PIB de 81.000 millones de USD.3 En comparación, Monterrey tiene una población de 5 millones y es la tercera área metropolitana más grande de México.2 También se espera que la población de Monterrey aumente más del 16 % en la próxima década. Su PIB se valora en 123.000 millones USD, lo que la convierte en la ciudad con el mayor PIB per cápita de México y es el segundo más alto de América Latina.3 Tanto Guadalajara como Monterrey continuarán creciendo y expandiéndose, al igual que su mano de obra, por lo que será vital comprender lo que quieren los empleados de hoy y de mañana. Los nuevos residentes no solo aportan creatividad e interés en colaborar con otras personas de ideas afines, sino que, además, tienen también necesidades de salud, educación, ocio, infraestructura y seguridad. Para mantener a los individuos brillantes en la ciudad, contribuyendo al crecimiento de la economía, una megaciudad emergente debe ser capaz de proporcionar el entorno y los servicios que las personas y sus familias desean para llevar una vida satisfactoria. Si bien los líderes empresariales a menudo suponen que un buen salario motivará a las personas a mudarse a una ciudad y quedarse allí, los factores sociales y humanos son en realidad más importantes para los trabajadores que deben tomar esas decisiones. Para atraer y retener a las personas, una ciudad debe crear un entorno en el que puedan prosperar en múltiples dimensiones, centrándose en lo que más les importa. A pesar de su rápido crecimiento económico, la mayoría de las ciudades no está haciendo un gran trabajo para satisfacer las necesidades de las personas que viven en ellas, lo que genera una tensión entre lo que las personas valoran y lo que una ciudad puede ofrecer. Mercer encontró una brecha de más de 30 puntos entre las expectativas sobre la calidad de vida de los trabajadores y la forma en que la ciudad las cumple. Para revertir esta tendencia, los gobiernos de las ciudades deben entender su importancia para el crecimiento económico futuro y adoptar una nueva perspectiva que incluya estos tres componentes: 1.  Centrarse primero en las personas. A medida que la tecnología siga permitiendo a las personas trabajar de forma más inteligente y tomar decisiones más rápidas, los empleos seguirán cambiando. La tecnología, la automatización y la digitalización harán que el trabajo sea más eficiente, pero las capacidades humanas, que son únicas, impulsarán a las ciudades en crecimiento. Si las personas necesarias para operar y administrar la inteligencia artificial no quieren vivir en una ciudad, toda la automatización carecerá de importancia. Las ciudades, así como los empleadores, deben centrarse en el valor de las cualidades y habilidades humanas y en cómo ayudar a esas personas a encontrar satisfacción. 2.  Comprender lo que la gente desea. Más que un buen trabajo y un buen salario, las personas desean una alta calidad de vida. Esto incluye la capacidad de sentirse seguro y el acceso a buenas escuelas para sus hijos, atención médica de calidad, ocio, aire y agua limpios y otros factores relacionados con el estilo de vida. Las empresas pueden atraer a los mejores empleados, pero las ciudades deben centrarse en proporcionar el entorno y el estilo de vida que hará que esos empleados sigan viviendo en ellas. 3.  Priorizar las asociaciones. La mayoría de las ciudades tienen grandes desafíos que superar para brindar la calidad de vida que las personas desean. Ninguna entidad individual puede resolver problemas sistémicos, por lo que las asociaciones público-privadas son cruciales para abordar los problemas y las brechas grandes, como la infraestructura, la seguridad y la vivienda, y superar los desafíos antes de que se agraven. Las asociaciones público-privadas son esenciales para que las ciudades, las empresas y las personas tengan éxito. En los próximos años, el aumento de la urbanización y el florecimiento de las nuevas megaciudades tendrán un impacto en toda la economía mundial. Pero para fomentar el crecimiento positivo y la innovación, las megaciudades exitosas deben reconocer y responder a los deseos y necesidades de aquellos trabajadores calificados que las considerarán su hogar.   Fuentes: 1. Selee, Andrew. "How Guadalajara Reinvented Itself as a Technology Hub" ("Cómo Guadalajara se reinventó a sí misma como centro de tecnología"), The Smithsonian Institution. 12 de junio de 2018, https://www.smithsonianmag.com/innovation/how-guadalajara-reinvented-itself-technology-hub-180969314/#kc531GtO4OwhOKDi.99. 2. "World Urbanization Prospects 2018" ("Urbanización mundial: perspectivas 2018"), Naciones Unidas, https://population.un.org/wup/DataQuery/. 3. Berube, Alan; Trujillo, Jesus L.; Ran, Tao; Parilla, Joseph. "Global Metro Monitor report" ("Informe de Global Metro Monitor"), Brookings, 22 de enero de 2015, https://www.brookings.edu/research/global-metro-monitor/.

La megaciudad impulsará el crecimiento económico del futuro
INNOVATION

La nueva era de la automatización

La inteligencia artificial (IA) y la automatización son actores en el escenario mundial de muchos sectores y, aparentemente, brindan oportunidades ilimitadas. Ya es posible encargarle a un robot que le prepare la comida o incluso a su auto que se maneje solo… ¿Pero qué viene después?1 Esta tendencia en ascenso tiene un gran alcance, altera las formas en que operan ciertos sectores y modifica la forma en que los empleadores llevan a cabo las contrataciones. Como no se espera que este fenómeno se ralentice, exploremos lo que les espera a las empresas que vivan esta nueva era. Automatización de trabajos en sectores clave   No todos tienen el mismo enfoque en lo que a automatización del trabajo concierne. Ciertos sectores, empresas y empleos son más propensos a verse afectados que otros. Por ejemplo, los fabricantes han usado este enfoque durante mucho tiempo y tienden a aprovechar las oportunidades que brinda la automatización cada vez que sea posible. El Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur, que durante los últimos años ha estado invirtiendo dinero en el desarrollo de la automatización industrial durante los últimos años, no muestra signos de querer detenerse.2 Si bien se trata solo de un país, este ejemplo representa el rumbo del sector y el proceso en general: el objetivo consiste en que los costos se mantengan bajos y la eficiencia alta. El sector automotor ha logrado ganancias similares tanto en el proceso de fabricación como en la producción de vehículos autónomos. Si bien esta tecnología ha tenido sus vaivenes, investigaciones de Strategy Analytics y Intel señala que se está perfeccionando continuamente y que pronto podrá cambiar por completo la producción de automóviles.3 Pero, por más que estas industrias den los mejores ejemplos de lo que la IA y la automatización pueden lograr, otras muestran dificultades a la hora de implementar las funciones clave de esta tecnología. La hotelería, los servicios de alimentación y la atención médica son ejemplos de este retraso: Estos sectores están fuertemente impulsados por su mano de obra, lo que dificulta automatizar sus operaciones. Un reciente reportaje de CNN 4 señaló acertadamente que, si bien las oportunidades de integrar la tecnología para escalar servicios son reales, no todos los clientes de estos sectores están listos para que se les brinden servicios automatizados. El impacto en las economías y en el empleo   La idea de que la inteligencia artificial eliminará empleos provoca un verdadero temor en los trabajadores. Como bien señala el MIT 5, este es el reflejo de una inquietud que ya se había sentido en los Estados Unidos, en la década de 1960 más precisamente, con respecto al aumento de los procesos automatizados y el desempleo, pero que Lyndon B. Johnson expresó mejor: &quot;Lo primordial es que la tecnología elimina empleos, no trabajo&quot;. Esta distinción y la forma en que los empleadores manejen los cambios de roles es lo que hará que muchas organizaciones automaticen sus operaciones… o se queden en el camino. Para las economías en desarrollo, la automatización de ciertos trabajos podría crear mejores oportunidades al eliminar tareas peligrosas o que dependen demasiado del trabajo físico. Si bien, a corto plazo, esta puede ser la causa de cierto grado de desempleo durante la transición, también es probable que las personas afectadas tengan la oportunidad de encontrar trabajos más seguros y satisfactorios. Todo se reduce a un cambio de habilidades en el lugar de trabajo. Una investigación muestra que, si la mano de obra quiere seguir siendo relevante y competitiva, sus futuras habilidades deberán pasar más por el liderazgo y las habilidades sociales. Según investigaciones recientes de LinkedIn las habilidades más importantes del futuro no son de programación ni técnicas, sino habilidades sociales, como la comunicación y la colaboración, y que los trabajadores deberán priorizarlas, ya que cada vez habrá más operaciones automatizadas.6 Envejecer en un mundo automatizado   Para los trabajadores de hoy, la coincidencia entre el envejecimiento de la mano de obra y el aumento de la automatización constituye una amenaza muy real. Es muy probable que quienes tengan 30 o 40 años de experiencia laboral estén desempeñando tareas que puedan automatizarse. Si esto se analiza a escala mundial, es más que preocupante. En lugares como Vietnam y China, entre el 69 % y el 76 % de las tareas que realizan los trabajadores de mayor edad corren el riesgo de automatizarse. En Estados Unidos, por ejemplo, se cree que aproximadamente un 52 % de los empleos que ocupan más trabajadores adultos mayores se pueden automatizar. Lo que también es potencialmente preocupante es que, en áreas como Japón, las poblaciones de trabajadores de mayor edad están creciendo rápidamente y creando un efecto espiral. La buena noticia es que los empresarios responden a esto eliminando la jubilación forzosa y buscando opciones adicionales para aliviar esta presión. La automatización ofrece una cantidad increíble de oportunidades positivas para los puestos de trabajo, pero es importante no perder de vista a las personas que puedan verse afectadas negativamente por ella. Si bien esto puede significar que se deba priorizar la capacitación en habilidades sociales para garantizar una mano de obra más &quot;preparada para el futuro&quot; o buscar formas más apropiadas de aprovechar el trabajo automatizado en trabajos y sectores altamente manuales, la verdad es que esta tendencia no desaparecerá. La competencia y la globalización seguirán siendo factores de presión para que los empleadores encuentren formas nuevas y creativas de automatizar procesos, pero quienes busquen formas visionarias de reformar su mano de obra en torno a esta tecnología obtendrán verdaderas ventajas competitivas. Fuentes: 1 Constine, Josh, &quot;Taste test: Burger robot startup Creator opens first restaurant,&quot; Tech Crunch, June 21, 2018, <a href="https://techcrunch.com/2018/06/21/creator-hamburger-robot/.">https://techcrunch.com/2018/06/21/creator-hamburger-robot/. 2 Demaitre, Eugene, &quot;South Korea Spends $14.8M to Replace Chinese Robotics Components,&quot; Robotics Business Review, October 20, 2015, <a href="https://www.roboticsbusinessreview.com/manufacturing/south-korea-spends-148m-to-replace-chinese-robotics-components/">https://www.roboticsbusinessreview.com/manufacturing/south-korea-spends-148m-to-replace-chinese-robotics-components/ 3 Statt, Nick, &quot;New documentary Autonomy makes the convincing case that self-driving cars will change everything,&quot; The Verge, March 13, 2019, <a href="https://www.theverge.com/2019/3/13/18262364/autonomy-film-review-self-driving-cars-malcolm-gladwell-documentary-sxsw-2019.">https://www.theverge.com/2019/3/13/18262364/autonomy-film-review-self-driving-cars-malcolm-gladwell-documentary-sxsw-2019. 4 Andone, Dakin and Moshtaghian, Artemis, &quot;A doctor in California appeared via video link to tell a patient he was going to die. The man's family is upset,&quot; CNN, March 10, 2019,<a href="https://www.cnn.com/2019/03/10/health/patient-dies-robot-doctor/index.html.">https://www.cnn.com/2019/03/10/health/patient-dies-robot-doctor/index.html. 5 Autor, David H., &quot;Why Are There Still So Many Jobs? The History and Future of Workplace Automation,&quot; MIT: Journal of Economic Perspectives, Vol. 29, Issue 3, summer 2015,<a href="https://economics.mit.edu/files/11563.">https://economics.mit.edu/files/11563. 6 Umoh, Ruth, &quot;The CEO of LinkedIn shares the No. 1 job skill American employees are lacking,&quot; CNBC, April 26, 2018,https://www.cnbc.com/2018/04/26/linkedin-ceo-the-no-1-job-skill-american-employees-lack.html.

La nueva era de la automatización
Carrera

La nueva era de la automatización

La inteligencia artificial (IA) y la automatización son actores en el escenario mundial de muchos sectores y, aparentemente, brindan oportunidades ilimitadas. Ya es posible encargarle a un robot que le prepare la comida o incluso a su auto que se maneje solo… ¿Pero qué viene después?1 Esta tendencia en ascenso tiene un gran alcance, altera las formas en que operan ciertos sectores y modifica la forma en que los empleadores llevan a cabo las contrataciones. Como no se espera que este fenómeno se ralentice, exploremos lo que les espera a las empresas que vivan esta nueva era. Automatización de trabajos en sectores clave &nbsp; No todos tienen el mismo enfoque en lo que a automatización del trabajo concierne. Ciertos sectores, empresas y empleos son más propensos a verse afectados que otros. Por ejemplo, los fabricantes han usado este enfoque durante mucho tiempo y tienden a aprovechar las oportunidades que brinda la automatización cada vez que sea posible. El Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur, que durante los últimos años ha estado invirtiendo dinero en el desarrollo de la automatización industrial durante los últimos años, no muestra signos de querer detenerse.2&nbsp;Si bien se trata solo de un país, este ejemplo representa el rumbo del sector y el proceso en general: el objetivo consiste en que los costos se mantengan bajos y la eficiencia alta. El sector automotor ha logrado ganancias similares tanto en el proceso de fabricación como en la producción de vehículos autónomos. Si bien esta tecnología ha tenido sus vaivenes, investigaciones de Strategy Analytics y Intel señala que se está perfeccionando continuamente y que pronto podrá cambiar por completo la producción de automóviles.3 Pero, por más que estas industrias den los mejores ejemplos de lo que la IA y la automatización pueden lograr, otras muestran dificultades a la hora de implementar las funciones clave de esta tecnología. La hotelería, los servicios de alimentación y la atención médica son ejemplos de este retraso: Estos sectores están fuertemente impulsados por su mano de obra, lo que dificulta automatizar sus operaciones. Un reciente reportaje de&nbsp;CNN 4&nbsp;señaló acertadamente que, si bien las oportunidades de integrar la tecnología para escalar servicios son reales, no todos los clientes de estos sectores están listos para que se les brinden servicios automatizados. El impacto en las economías y en el empleo &nbsp; La idea de que la inteligencia artificial eliminará empleos provoca un verdadero temor en los trabajadores. Como bien señala el&nbsp;MIT 5, este es el reflejo de una inquietud que ya se había sentido en los Estados Unidos, en la década de 1960 más precisamente, con respecto al aumento de los procesos automatizados y el desempleo, pero que Lyndon B. Johnson expresó mejor: &quot;Lo primordial es que la tecnología elimina empleos, no trabajo&quot;. Esta distinción y la forma en que los empleadores manejen los cambios de roles es lo que hará que muchas organizaciones automaticen sus operaciones… o se queden en el camino. Para las economías en desarrollo, la automatización de ciertos trabajos podría crear mejores oportunidades al eliminar tareas peligrosas o que dependen demasiado del trabajo físico. Si bien, a corto plazo, esta puede ser la causa de cierto grado de desempleo durante la transición, también es probable que las personas afectadas tengan la oportunidad de encontrar trabajos más seguros y satisfactorios. Todo se reduce a un cambio de habilidades en el lugar de trabajo. Una investigación muestra que, si la mano de obra quiere seguir siendo relevante y competitiva,&nbsp;sus futuras habilidades&nbsp;deberán pasar más por el liderazgo y las habilidades sociales. Según investigaciones recientes de LinkedIn las habilidades más importantes del futuro no son de programación ni técnicas, sino habilidades sociales, como la comunicación y la colaboración, y que los trabajadores deberán priorizarlas, ya que cada vez habrá más operaciones automatizadas.6 Envejecer en un mundo automatizado &nbsp; Para los trabajadores de hoy, la coincidencia entre&nbsp;el envejecimiento de la mano de obra y el aumento de la automatización&nbsp;constituye una amenaza muy real. Es muy probable que quienes tengan 30 o 40 años de experiencia laboral estén desempeñando tareas que puedan automatizarse. Si esto se analiza a escala mundial, es más que preocupante. En lugares como Vietnam y China, entre el 69 % y el 76 % de las tareas que realizan los trabajadores de mayor edad corren el riesgo de automatizarse. En Estados Unidos, por ejemplo, se cree que aproximadamente un 52 % de los empleos que ocupan más trabajadores adultos mayores se pueden automatizar. Lo que también es potencialmente preocupante es que, en áreas como Japón, las poblaciones de trabajadores de mayor edad están creciendo rápidamente y creando un efecto espiral. La buena noticia es que los empresarios responden a esto&nbsp;eliminando la jubilación forzosa&nbsp;y buscando opciones adicionales para aliviar esta presión. La automatización ofrece una cantidad increíble de oportunidades positivas para los puestos de trabajo, pero es importante no perder de vista a las personas que puedan verse afectadas negativamente por ella. Si bien esto puede significar que se deba priorizar la capacitación en habilidades sociales para garantizar una mano de obra más &quot;preparada para el futuro&quot; o buscar formas más apropiadas de aprovechar el trabajo automatizado en trabajos y sectores altamente manuales, la verdad es que esta tendencia no desaparecerá. La competencia y la globalización seguirán siendo factores de presión para que los empleadores encuentren formas nuevas y creativas de automatizar procesos, pero quienes busquen formas visionarias de reformar su mano de obra en torno a esta tecnología obtendrán verdaderas ventajas competitivas. Fuentes: 1 Constine, Josh, &quot;Taste test: Burger robot startup Creator opens first restaurant,&quot; Tech Crunch, June 21, 2018, https://techcrunch.com/2018/06/21/creator-hamburger-robot/. 2 Demaitre, Eugene, &quot;South Korea Spends $14.8M to Replace Chinese Robotics Components,&quot; Robotics Business Review, October 20, 2015, https://www.roboticsbusinessreview.com/manufacturing/south-korea-spends-148m-to-replace-chinese-robotics-components/ 3 Statt, Nick, &quot;New documentary Autonomy makes the convincing case that self-driving cars will change everything,&quot; The Verge, March 13, 2019, https://www.theverge.com/2019/3/13/18262364/autonomy-film-review-self-driving-cars-malcolm-gladwell-documentary-sxsw-2019. 4 Andone, Dakin and Moshtaghian, Artemis, &quot;A doctor in California appeared via video link to tell a patient he was going to die. The man's family is upset,&quot; CNN, March 10, 2019,https://www.cnn.com/2019/03/10/health/patient-dies-robot-doctor/index.html. 5 Autor, David H., &quot;Why Are There Still So Many Jobs? The History and Future of Workplace Automation,&quot; MIT: Journal of Economic Perspectives, Vol. 29, Issue 3, summer 2015,https://economics.mit.edu/files/11563. 6 Umoh, Ruth, &quot;The CEO of LinkedIn shares the No. 1 job skill American employees are lacking,&quot; CNBC, April 26, 2018,https://www.cnbc.com/2018/04/26/linkedin-ceo-the-no-1-job-skill-american-employees-lack.html.

La nueva era de la automatización

CONTACT US

Speak with a Mercer consultant.