Salud

La frecuencia cardíaca normal de un adulto en reposo es entre 60 y 100 latidos por minuto. Una frecuencia inferior a 60 latidos por minuto indica una persona, como un atleta, que goza de un estado de salud superior a la media. Por el contrario, una frecuencia cardíaca superior a 100 latidos por minuto significa un individuo con un estado de salud inferior a la media, el tipo de hombre o mujer que vemos prácticamente en todos los lugares de trabajo y en todas las ciudades, desde Bangkok hasta Nairobi. La sociedad moderna ha hecho que llevar una vida poco saludable sea terriblemente sencillo.  Los empleados poco saludables que se desempeñan en las economías en crecimiento presentan riesgos no solo para ellos mismos y sus compañías, sino también para la viabilidad económica de sus comunidades, en su intento por competir en el mercado global. Los empleados poco saludables se toman más días por enfermedad, requieren beneficios de salud más costosos y suelen ser menos productivos y activos que sus colegas saludables.1 La necesidad de empleados sanos y productivos no es una preocupación que atañe solo a los empleadores, sino que se está convirtiendo cada vez más en un problema entre los propios empleados. A medida que las clases medias continúan proliferando en regiones que abarcan desde Asia-Pacífico hasta América Latina, los empleados exigen mejores condiciones laborales y estilos de vida más saludables en el marco de sus entornos profesionales. Sin embargo, las megaciudades con más de 10 millones de habitantes, como Ciudad de México, Mumbai, Sao Paulo y Shanghai, siguen atrayendo a las fuerzas laborales de los mercados en crecimiento. Estos cambios poblacionales ejercen una presión cada vez mayor sobre los recursos de estas áreas urbanas, exponiendo a los empleados a niveles insalubres de contaminación, a estilos de vida sedentarios asociados con largos viajes al trabajo y acceso limitado a condiciones de vida seguras. Valorar la salud de cada empleado   Las economías en crecimiento son tan fuertes como las personas que las componen. El éxito de una compañía suele medirse por las pérdidas y ganancias, la adquisición de clientes, el volumen de ventas mensuales y demás información que revele dónde se está perdiendo o creando valor. Sin embargo, la productividad (y la salud) de los empleados de una compañía afecta directamente el éxito. Cada empleado individual contribuye al éxito o fracaso de equipos, departamentos y divisiones enteros. Cada persona cuenta. Las compañías deben abandonar la tendencia a tratar a los empleados como una fuerza laboral colectiva integrada por caras y cargos anónimos, para verlos en cambio como individuos con habilidades específicas, con diferentes personalidades y con necesidades únicas relacionadas con su salud y bienestar (tanto físico como emocional). El solo hecho de almacenar snacks saludables en la cocina o entregarle una tarjeta de cumpleaños a un empleado no representa una iniciativa de salud eficaz o un estímulo psicológico para la mayoría de los empleados. Las compañías que operan en las economías en crecimiento logran una ventaja competitiva cuando emplean a trabajadores que se sienten valorados como individuos. Atender las necesidades de salud y bienestar de cada empleado (y de sus seres queridos) constituye un medio poderoso para comunicar respeto. Para fortalecer el vínculo de los empleados con la comunidad profesional que los rodea, es preciso brindar a los empleados acceso a los beneficios que realmente satisfagan sus necesidades y sentido de propósito. De hecho, ese vínculo ya no se limita a negocios o economías aisladas. Una nueva generación de empleados, con una excelente formación, que se desempeñan en las economías en crecimiento está aprovechando el acceso sin precedentes a las tecnologías digitales –y a la conectividad– para generar demandas de estándares más estrictos en el lugar de trabajo. En particular, las economías desarrolladas encabezan una conversación a nivel global acerca de las preocupaciones universales de los empleados y de las expectativas en el lugar de trabajo –incluido mejores servicios de salud y bienestar, programas de bienestar financiero, oportunidades de desarrollo profesional y apoyo educativo, así como prácticas de gestión de riesgos laborales. Las compañías suelen expandirse para satisfacer las crecientes demandas de los consumidores y de los clientes, pero muchas veces dejan de proporcionar a cada empleado, dentro de fuerzas laborales cada vez más numerosas, el apoyo básico necesario para garantizar un ambiente de trabajo saludable (por ejemplo, estaciones de trabajo adecuadas, incluidas sillas ergonómicas y monitores apropiados, que necesitan los empleados para mantenerse saludables y productivos). Los problemas como los espacios de trabajo poco saludables se pueden corregir fácilmente con atención personalizada. Los empleadores deben atender estos detalles fundamentales. El impacto negativo de los empleados poco saludables en los niveles de productividad, en la eficiencia y en los resultados de la compañía se encuentra bien documentado.2 Para los empleadores, los empleados poco saludables presentan riesgos no solo para la fuerza laboral actual, sino también para los posibles candidatos y, eventualmente, futuros líderes de la compañía. Las primeras impresiones repercuten en el proceso de contratación   En la actualidad, los candidatos a puestos de trabajo entrevistan a la compañía antes de aceptar ser entrevistados. Antes de que un candidato llegue a una entrevista, ya habrá investigado el sitio web de la compañía, habrá estudiado la misión y la filosofía de la empresa, incluido su compromiso con las políticas de diversidad e inclusión a nivel global, habrá leído las publicaciones del blog del CEO y analizado los beneficios ofrecidos a cada empleado en la sede de la compañía y en las oficinas locales. Como parte de esta investigación, es probable que el candidato incluso haya leído las reseñas y calificaciones de la compañía (comentarios tanto de los clientes como de los empleados actuales/ex empleados) a través de diversos recursos en línea. Las empresas inteligentes saben que los profesionales con talento poseen un alto grado de sensibilidad respecto de la conciencia situacional y se preparan en función de ello. Las compañías que no invierten en causar una primera impresión positiva en los candidatos a un puesto de trabajo terminarán perdiéndolos, junto con sus habilidades y talentos, frente a sus competidores. Si un candidato muy codiciado sale del ascensor y pasa por filas de cubículos repletos de empleados poco saludables y cansados, una sensación de preocupación se adueñará de él de inmediato. La salud de los empleados de una compañía podría, comprensiblemente, ser un reflejo directo del equilibrio vida-trabajo y del ambiente laboral (quizás incluso de sus beneficios de salud). Si los empleados de una compañía parecen estar estresados, sobrecargados de trabajo o faltos de inspiración, entonces el candidato principal descartará el posible empleador antes del primer apretón de manos. El impacto de los empleados “poco saludables” en los matices de la imagen de marca y la selección de personal es menos cuantificable que otros indicadores de la fuerza laboral, aunque no menos importante. Los empleados actuales les ofrecen a los futuros empleados una ventana hacia sus futuros. Redescubriendo el equilibrio en el lugar de trabajo moderno   Las fuerzas laborales y los empleadores de las economías en crecimiento se esfuerzan por adaptarse a la evolución de la tecnología y de los paradigmas modernos relacionados con el equilibrio entre la vida laboral y personal. La época en la que nuestra vida personal y profesional eran estados de existencia separados, ha quedado atrás. Los dispositivos digitales y las tecnologías de la comunicación han borrado los límites que definían cuándo y dónde trabajaba una persona. El resultado es una combinación confusa de expectativas ilimitadas de jefes y cónyuges, hijos y compañeros de trabajo, tiempo personal y horas de trabajo. El empleado de hoy está atrapado en un torbellino de exigencias que ya no están contenidas por el tiempo o el lugar. Como era de esperarse, los empleados de todas partes están sufriendo este desequilibrio, tanto desde el punto de vista físico como emocional. Afortunadamente, numerosos empleadores que operan en los mercados en crecimiento están reconociendo por fin este problema generalizado. Los líderes de negocio de estos mercados están implementando estrategias reales para que sus empleados sean más sanos, estén más contentos y sean más productivos. Los empleadores experimentados reconocen que las actividades saludables y los estilos de vida equilibrados no son cuestiones personales que solo se buscan fuera del horario laboral. La mayoría de los empleados pasan la mayor parte de sus horas del día en el trabajo, y es durante esas horas que los empleadores pueden ofrecer los programas más eficaces para lograr una buena salud. En China, Huawei y Perfect World, ganadores de la encuesta “La Compañía más saludable de China 2016-2017” (2016-2017 China Healthiest Company survey) organizada por Mercer China, ofrecen a sus empleados programas internos de salud revolucionarios. Los servicios incluyen personal de enfermería especializado, centros de servicios médicos (que brindan análisis de sangre y otros exámenes médicos) y sesiones de meditación orientadas a disminuir el estrés y aumentar el bienestar. El futuro de los empleados saludables comienza ofreciéndoles lugares de trabajo que prioricen las actividades saludables como una parte importante del programa de trabajo de un empleado. En América Latina, 1 de cada 3 compañías ya ofrece programas de bienestar para sus empleados.4 En México, American Express ha implementado centros de salud y bienestar que ofrecen recursos de atención y apoyo a los empleados; y, en Brasil, empleadores como Schneider Electric han recibido reconocimientos y premios por sus programas de bienestar y por sus iniciativas de diversidad e inclusión. Una era de trabajo y bienestar   En el marco de las economías en crecimiento, las fuerzas laborales eficaces del futuro estarán formadas por empleados que se sientan saludables en todos los niveles. Los menores niveles de ausentismo, los menores gastos en salud y los mayores niveles de productividad son razones evidentes para ofrecer recursos y programas internos de bienestar. En términos de costos y beneficios, la cuenta es sencilla. Sin embargo, el impacto humano es invaluable. Los empleados constituyen la inversión más importante de una compañía, y los futuros empleados pueden ver fácilmente si un empleador está invirtiendo actualmente en el bienestar de su capital humano. Para los mejores talentos de hoy, la salud de los empleados actuales de una compañía puede ser un factor decisivo. La tecnología impulsará el futuro de la salud, particularmente en las economías en crecimiento que adoptan rápidamente la transformación digital. Actualmente, en Brasil existen más de 200 startups que desarrollan soluciones digitales en materia de gestión y servicios de salud.5 Los dispositivos modernos pueden monitorear constantemente nuestra frecuencia cardíaca, nuestros niveles de estrés y nuestro bienestar general. Tanto las compañías como los empleados podrán utilizar datos en tiempo real para crear condiciones de trabajo óptimas y cargas horarias razonables para los empleados que trabajan en un mundo sin fronteras. Para crear una sólida imagen de marca que atraiga y retenga a los mejores talentos, resulta fundamental incentivar a los trabajadores a alimentarse mejor, a hacer más ejercicio y a estimular su mente y su creatividad a través de ejercicios mentales. Las compañías deben ofrecer a sus empleados un futuro sin problemas de espalda, sin enfermedades mentales y con frecuencias cardíacas superiores a 100 latidos por minuto. 1 Healthy Workforce https://www.cdcfoundation.org/businesspulse/healthy-workforce-infographic 2 The Portion Of Health Care Costs Associated With Lifestyle ... https://journals.lww.com/joem/Abstract/2015/12000/The_Portion_of... 3 Who Are China's Healthiest Employers? – Thrive Global – Medium Yan Mei - https://medium.com/thrive-global/who-are-chinas-healthiest-employers-72af8c1215b0 4 Health Techs https://insights.liga.ventures/healthtechs/ 5 Health Techs https://insights.liga.ventures/healthtechs/

Diego Ramirez | 10 ene 2019
tiles1

¿Cómo podemos ayudar?

Hable con un especialista de Mercer

back_to_top