Salud

En un mundo cada vez más digitalizado e impulsado por el comercio electrónico, China se ha convertido, en los últimos años, en una potencia. Su economía digital representó el 38,2 % del crecimiento de su PIB en el primer semestre de 2018,1 y alberga a 9 de las 20 principales empresas de Internet del mundo, incluyendo el motor de búsqueda Baidu, Alibaba, el gigante del comercio electrónico, y Tencent, el proveedor de servicios de Internet.2 En verdad, el éxito de China puede servir como una lección para las empresas y economías de todo el mundo que se empeñan en seguir siendo relevantes y mantener una ventaja competitiva. Iniciativas políticas que ayudan a impulsar la digitalización   El enfoque de cambiar por una economía digital del Gobierno chino es uno de los factores de su éxito. En 2015, el Consejo de Estado de China, el órgano superior de la administración estatal, emitió un informe llamado "Hecho en China 2025". Este documento delinea la estrategia para transformar la base manufacturera de China a través de la innovación digital. Sus objetivos estratégicos incluyen un aumento en la digitalización de la producción y la "informatización". Por ejemplo, dentro de la categoría de integración de las TI y la industrialización, el informe enumera el objetivo de aumentar la penetración de banda ancha del 37 % en 2013 al 82 % para 2025.4 Pero, las iniciativas descritas también han suscitado preocupación entre legisladores de todo el mundo.5 Algunos temen que una política industrial dirigida por el Gobierno incluya asistencia financiera para las compañías chinas que hagan que el campo de juego mundial se vuelva desigual. Otros también se preocupan por las inversiones de China en empresas extranjeras de tecnología, lo que es natural, ya que los objetivos y estrategias descritos en el informe indican que el liderazgo de China pretende centrarse en garantizar que el país esté preparado para un mundo cada vez más digital. Las inversiones se enfocan en el futuro digital   Con ese fin, las inversiones en investigación y desarrollo de empresas chinas, institutos de investigación y del Gobierno se han disparado. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el presupuesto pasó de unos 40.000 millones de dólares en el año 2000 a 443.000 millones, apenas por debajo de los 484.000 millones que se invierten en los Estados Unidos.6 Además, China está trabajando para minimizar cualquier brecha digital entre los ciudadanos de sus principales ciudades y los de las áreas más remotas. Algunas provincias han, incluso, desarrollado planes para digitalizar sus economías. Por ejemplo, la provincia de Guizhou planea hacer crecer su economía digital en un 20 % anual.7 El Foro Económico Mundial también explica que, en lo que se conoce como las aldeas de Taobao, al menos el 10 % de los hogares operan tiendas en línea para Taobao, el sitio de compras para el gigante del comercio electrónico Alibaba. En una de esas aldeas, esto genera ingresos por comercio electrónico de al menos 1,6 millones de dólares y más de 1.000 de estas aldeas se encuentran en zonas rurales chinas.8 Además de la inversión financiera, las políticas que permiten a las compañías tecnológicas prosperar son esenciales para la transformación digital y el éxito de una economía en un mundo de comercio electrónico. Esto incluye un modelo educativo que ayuda a los estudiantes a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas, así como la alfabetización digital. Es más, la educación no se detiene una vez que los estudiantes se gradúan, sino que debe continuar a través de programas de capacitación que ayudan a los empleados a mantenerse al tanto de los avances tecnológicos. Los mercados de capital solventes, la protección sólida de la propiedad intelectual y los mecanismos para prevenir y detectar la corrupción son requisitos adicionales para un sector de tecnología fuerte e innovador. La colaboración entre los sectores público y privado, como los programas que fomentan nuevos negocios, también contribuye a un entorno digital próspero. Comience a crear una fuerza de trabajo digital con sus propios empleados   Tanto las empresas como los gobiernos pueden prepararse para un entorno digital en crecimiento y seguir siendo relevantes y competitivos. En algún modo es sorprendente, pero centrarse primero en la fuerza laboral y luego en la tecnología tiene sentido. Esto se debe a que los empleados pueden armar o destruir hasta las soluciones tecnológicas más avanzadas. Los tres requisitos para llegar a una cultura laboral innovadora: 1.   Medios: Esto se refiere a las herramientas y la autoridad que necesitan los empleados para concebir una idea, establecer el equipo correcto, desarrollar el caso de negocios y desarrollarlo y probarlo. 2.  Motivo: Las organizaciones proporcionan motivación alentando a los empleados a pensar más allá de su función de trabajo inmediata e incluso a asumir riesgos dentro de un marco predefinido. También pueden permitirles participar, quizás a través de un bono, en cualquier alza financiera que resulte de su trabajo. 3.  Oportunidad: Los empleados necesitan tiempo, herramientas y espacio para proponer ideas y dedicarse a la innovación. La agilidad también es fundamental en un lugar de trabajo digital innovador. Los empleados deben sentirse seguros colaborando con colegas en todas las funciones y compartiendo ideas sin tener que enfrentar críticas indebidas. Un buen presupuesto destinado a capacitación también asegurará que los empleados obtengan las habilidades necesarias para contribuir al éxito de sus empleadores en forma permanente. Invierta en tecnología para estar al ritmo de la innovación   Es evidente que la tecnología desempeña un papel vital en el éxito digital. Según una encuesta realizada por la empresa de servicios de fabricación Jabil, restricciones, como capacidades de red inadecuadas y aplicaciones heredadas que no pueden integrarse a los nuevos sistemas, han afectado las actividades de transformación digital para las tres cuartas partes de las marcas. Afortunadamente, el 99 % está invirtiendo en nuevas tecnologías para reemplazar las plataformas obsoletas que dificultan sus operaciones.9 El surgimiento de China como potencia digital es el resultado de la planificación, la inversión y el trabajo, y tanto las empresas como los países pueden aprender de sus esfuerzos digitales y de su éxito en comercio electrónico. Fuentes: 1 Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, Xinhua News, 23 de diciembre de 2018, http://www.xinhuanet.com/english/2018-12/23/c_137693489.htm. 2 Von Heimburg, Fabian, "Here are 3 lessons Europe can learn from China's flourishing start-ups," ("Aquí hay tres lecciones que Europa puede aprender de las florecientes empresas emergentes,") Foro Económico Mundial, 15 de septiembre de 2018, https://www.weforum.org/agenda/2018/09/3-lessons-europe-can-learn-from-china-flourishing-start-up-ecosystem/. 3World Payments Report 2018" ("Informe Mundial de Pagos 2018"),  Capgemini y BNP Paribas Services, https://worldpaymentsreport.com/non-cash-payments-volume 4 Consejo de Estado de la República Popular China, "Made in China 2025" ("Hecho en China 2025") IoT One, 7 de julio de 2015, http://www.cittadellascienza.it/cina/wp-content/uploads/2017/02/IoT-ONE-Made-in-China-2025.pdf. 5 Morrison, Wayne M., "The Made in China 2025 Initiative: Economic Implications for the United States," ("Iniciativa Made in China 2025: Implicaciones económicas para los Estados Unidos"), Servicio de Investigación del Congreso de los E.U.A., 29 de agosto de 2018, https://fas.org/sgp/crs/row/IF10964.pdf. 6Gross domestic spending on R&D" ("Gasto interno bruto en I+D",  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), consultado el 1 de abril de 2019, https://data.oecd.org/rd/gross-domestic-spending-on-r-d.htm. 7Academia China de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, "China's digital economy surges 18.9 %, drives growth" ("La economía digital de China aumenta un 18,9 % e impulsa el crecimiento") China Daily, 20 de julio de 2017, http://www.chinadaily.com.cn/business/2017-07/20/content_30179729.htm. 8Wenway, Winston Ma, "China's mobile economy, explained" ("La economía móvil de China explicada") Foro Económico Mundial, 26 de junio de 2017, https://www.weforum.org/agenda/2017/06/china-mobile-economy-explained. 9Digital Transformation Strategies: How are They Changing?" ("Estrategias de transformación digital: ¿Cómo están cambiando?") Jabil, https://www.jabil.com/insights/blog-main/how-are-digital-transformation-strategies-changing.html.

Jackson Kam | 05 sep 2019
tiles1
Innovación

¿La próxima crisis financiera mundial está a la vuelta de la esquina? Si es así, ¿será muy distinta de la última crisis? ¿Y existe la posibilidad de que el contagio venga de los mercados emergentes de hoy, como China, Turquía o la Argentina? Si bien el futuro es incierto e incontrolable, como líder empresarial, usted puede dar algunos pasos bien calculados para prepararse ahora para lo que pueda venir más adelante. Las economías de mercados emergentes están en aumento   En 2018, la fortaleza de las economías de los mercados emergentes fue una de las principales preocupaciones para los líderes en el estudio Mercer Global Talent Trends y sigue siéndolo hoy en día. Si bien Asia, América Latina y África reemplazan constantemente como motores de crecimiento del mundo a las economías centradas en el Atlántico Norte, la economía mundial está experimentando impactos cada vez mayores debido a su creciente fortaleza. Ardavan Mobasheri, director gerente y director de inversiones de ACIMA Private Wealth, cree que el cetro del liderazgo mundial estará, para 2030, totalmente en manos de las economías de más rápido crecimiento. Afirma: "Para fines de la tercera década del siglo, la transición probablemente se complete con los anclajes del crecimiento económico global en el Pacífico y el hemisferio sur". Pero a medida que el mundo se adapta a la creciente fuerza de las economías de mercados emergentes, también debe adaptarse a los inevitables cambios de velocidad de esas economías. "Topes de velocidad" mundiales comienzan a aparecer   Los activos de los mercados emergentes retroceden ahora ante el aumento de factores desfavorables en sus regiones, como la desaceleración de la producción, el aumento de la deuda, el aumento de las tasas de inflación y los deslizamientos en las monedas.1 "El contagio en los mercados emergentes ocurre a través de diferentes canales, y tiende a ser mayor en los períodos de ajuste monetario en los mercados desarrollados", dijo a CNBC Pablo Goldberg, estratega sénior de ingresos fijos de BlackRock.2 Y agrega: "La liquidez es un problema. Los inversores venderán lo que puedan vender". Desmond Lachman, miembro residente del American Enterprise Institute y ex director adjunto del Departamento de Desarrollo y Revisión de Políticas del Fondo Monetario Internacional, escribe que los economistas y responsables políticos de los Estados Unidos están ignorando por su propia cuenta y riesgo los peligros que plantean las economías emergentes. "No logran ver que los años de expansión masiva del balance de la Reserva Federal y las tasas de interés cero crearon condiciones de endeudamiento más fáciles para los mercados emergentes", escribe Lachman. "Al hacerlo, eliminaron la disciplina de la política económica de esas economías y permitieron que en ellas se desarrollaran grandes desequilibrios, especialmente en sus finanzas públicas", concluye. Ahora que está regresando más capital a los activos de los Estados Unidos, considerados más seguros que los activos de los mercados emergentes, se están revelando las graves vulnerabilidades económicas acumuladas en las economías de los mercados emergentes durante los años del dinero "fácil". De no controlarse, es probable que estas vulnerabilidades continúen creciendo y extendiéndose a nivel mundial y extendiendo aún más sus implicaciones durante los próximos años. Así podrán adaptarse los líderes empresariales   Para prepararse mejor para un futuro financiero incierto y evitar esas vastas repercusiones, primero deberá tener en cuenta las consecuencias de la última crisis financiera. Con esto podrá aprender algunas importantes lecciones sobre cómo funcionan la economía mundial y el sistema financiero. Por ejemplo, según el informe Mercer "10 años después de la crisis financiera mundial: 10 lecciones para aprender," una de las lecciones más importantes de 2009 muestra que las políticas de los legisladores estadounidenses registran que las bajas tasas de interés de las políticas, la enorme liquidez inyectada en el sistema bancario y la flexibilización cuantitativa produjeron resultados inesperados en todo el mundo. Si bien las políticas monetarias no han sido inflacionarias en términos de precios al consumidor, han sido inflacionarias en términos de precios de activos. Las tasas de interés están aumentando en algunas economías, pero aún hoy se desconocen las consecuencias de las secuelas de la última crisis en todas las economías del mundo. Teniendo esto en cuenta, usted, como líder empresarial, puede dar los tres pasos siguientes a fin de prepararse para la próxima crisis: 1.  No deje de lado la diversificación, ampliamente conocida como "la única salida disponible" para los inversores. 2.  Sea dinámico y prepárese para alejarse de los activos que actualmente se encuentran en niveles máximos cercanos a los récord, si llegaran a volverse desfavorables cuando los inversores se den cuenta de que sus valores pueden no estar basados en fundamentos sólidos, como el crecimiento subyacente de las ganancias. 3.  No abandone la gestión activa, ya que es inevitable que las condiciones cambien.   Dar estos tres simples pasos le permitirá mantenerse lo suficientemente ágil y flexible para adaptarse a cualquier situación, incluso una crisis financiera. Con mercados que soportan varias metamorfosis, recuerde estas lecciones y tenga en cuenta estos consejos para preparar su organización para cualquier crisis futura. Fuentes: 1. Teso, Yumi y Oyamada, Aline, "Emerging Markets Retreat Amid Global Growth Concerns: EM Review" ("Los mercados emergentes retroceden en medio de las preocupaciones de crecimiento global: análisis de ME"), Bloomberg, 15 de febrero de 2019, https://www.bloomberg.com/news/articles/2019-02-15/emerging-market-rally-abate-as-trade-concern-returns-em-review./ 2. Osterland, Andrew, "Emerging markets, despite strengths, still get no respect" ("Los mercados emergentes, a pesar de las fortalezas, aún no inspiran respeto") CNBC, 1 de octubre de 2018, https://www.cnbc.com/2018/10/01/emerging-markets-despite-strengths-still-get-no-respect.html. 3. Lachman, Desmond, "We ignore risks posed by emerging economies at our own peril", ("Ignoramos los peligros que plantean las economías emergentes bajo nuestro propio riesgo") American Enterprise Institute, 17 de septiembre de 2018, http://www.aei.org/publication/we-ignore-risks-posed-by-emerging-economies-at-our-own-peril/.

Jackson Kam | 11 jul 2019
tiles1
Innovación

Disentir es propio de la naturaleza humana. Desde cómo preparar “dumplings” (empanadas) de sopa perfectas hasta cuál es el mejor sistema de gobierno, las personas siempre han percibido el mundo (y los dumplings) de diferentes maneras. Nuestra tendencia a disentir transforma la Iniciativa de la Gran Área de la Bahía de China en una maravilla de la colaboración humana. Se trata de un ambicioso plan para conectar 11 municipios distribuidos en toda la provincia de Guangdong, Hong Kong y Macao, y para alinear sus intereses financieros, culturales, geográficos y gubernamentales. Un reto complicado aunque, en verdad, muy emocionante. Antecedentes: De una excelente idea a la realidad moderna En un informe gubernamental de 2017 divulgado por el primer ministro Li Keqiang, China anunció oficialmente su intención de avanzar con los planes para desarrollar la Gran Área de la Bahía que, hasta entonces, solo habían sido teóricos. La idea se presentó por primera vez en el estudio de 2011, “Plan de Acción para el Área de la Bahía del Estuario del Río Perla”. Esta directiva de Beijing introdujo el plan en el escenario internacional. Dicho plan esbozaba la estrategia de la “agrupación de ciudades” que aprovechaba los distintos activos financieros, culturales y económicos de los 11 municipios participantes1. Sin embargo, a pesar de la cercanía de la región desde el punto de vista geográfico, las sociedades participantes son muy diferentes. Por ejemplo, las diferencias en políticas e instrumentos regulatorios, en las prácticas comerciales y en las estructuras tributarias, así como en las perspectivas y prioridades culturales, plantean desafíos en cuanto a la posibilidad de alinear sin conflictos y de manera sencilla los recursos y las capacidades. La clave del éxito para la Gran Área de la Bahía es el libre flujo de todos los elementos, desde talento e información hasta capitales y recursos. Ya se han realizado importantes avances. China ha construido el puente Hong Kong-Zhuhai-Macao, de 55 km, y ha ampliado su red de ferrocarril de alta velocidad hasta Hong Kong. Esta infraestructura solo representa parte de una iniciativa radical que apunta a facilitar el libre flujo e intercambio de ideas, capitales y recursos.  (Fuente: Research Gate_W Martin de Jong)   Armonización de las diferencias culturales y económicas Para convencer a cada uno de los 11 municipios en la Gran Área de la Bahía de que traten de lograr objetivos comerciales regionales y, al mismo tiempo, que prioricen el bienestar del grupo en su conjunto se necesitará una dirección experimentada y diplomática. No será fácil alinear los aspectos legales, económicos, técnicos, laborales y geográficos complejos de la iniciativa.2 Las compañías que operan en esta región deben estar abiertas a un pensamiento innovador. Los líderes y quienes tienen la responsabilidad de formular las políticas deben explorar diversas estrategias y modelos de negocio, desde joint ventures y alianzas estratégicas, hasta fusiones y adquisiciones. Cada región debe abordar estas cuestiones concentrándose en lograr el éxito a largo plazo. El alcance de la cooperación y la transparencia que requiere la Gran Área de la Bahía es enorme. El amplio marco garantiza que se implementen mecanismos aceptables para resolver disputas sobre todos los temas, desde cuestiones legales relacionadas con la inmigración de mano de obra y políticas ambientales hasta parámetros y estándares operativos para el desarrollo de proyectos. Sin embargo, en la actualidad, esta compleja relación es, en gran medida, teórica, ya que numerosas compañías de toda la región de la Gran Área de la Bahía aún experimentan diferencias culturales, regulatorias y operativas. Llevará tiempo integrar los procesos clave que impactan directamente en el talento transfronterizo. Por ejemplo, el personal de China continental que trabaja en Hong Kong se encuentra atrapado en Shenzhen o en Guangzhou durante días o incluso semanas mientras esperan la extensión de sus visas. Este tipo de ejemplos demuestra la importancia que tiene el capital humano en el éxito de esta Iniciativa. En última instancia, será fundamental determinar cómo gestionar el capital humano entre fronteras y culturas. Para abordar estas realidades, muchas compañías multinacionales contratan cada vez más graduados de China continental, que hayan estudiado en universidades de Hong Kong. Estos graduados están familiarizados con las culturas de ambos mercados y, por lo tanto, son adecuados para trabajar en proyectos relacionados con la Gran Área de la Bahía. Además, numerosas compañías trabajan activamente para lidiar con las dificultades que ocasiona tener políticas arraigadas pero muy distintas: diferencias salariales, en los sistemas tributarios, en los beneficios médicos y en la calidad de la educación a la que pueden acceder los empleados y sus familias. Es fundamental lograr una distribución justa del salario y de las oportunidades para garantizar la libre circulación de talentos en la región de la Gran Área de la Bahía. Aprovechar el poder del compromiso Quizás el logro normativo más impresionante que contribuyó al desarrollo de la Gran Área de la Bahía fue la resolución de las disputas territoriales entre Hong Kong y Shenzhen con respecto a Lok Ma Chau Loop3. Esta franja de territorio separó, tanto geográfica como simbólicamente, a las personas e ideales de la occidentalizada Hong Kong de los intereses y la cultura centrada en Beijing de Shenzhen. El aspecto más impactante de este acuerdo es que ambas partes han demostrado un verdadero deseo de llegar a un acuerdo para promover sus intereses. Después de todo, China continental le ofrece a Hong Kong acceso a uno de los mercados más lucrativos del mundo. Para Shenzhen, Hong Kong es la puerta de entrada a la economía global. Este acuerdo constituye una prueba de concepto para toda la iniciativa: cómo encontrar maneras creativas de trabajar en conjunto para sortear diferencias culturales y prioridades comerciales aparentemente divergentes. En conjunto, China continental, Hong Kong y Macao pueden crear un centro geográfico revolucionario para la innovación tecnológica, la influencia financiera y el comercio internacional. Hay mucho en juego, y el mundo entero está observando. La Gran Área de la Bahía, después de haber sobrepasado a la región de la Bahía de San Francisco, ahora se encuentra en segundo lugar, detrás de la Bahía de Tokio, en términos de producto interno bruto (PIB) global para regiones de áreas de bahías. De hecho, con un PIB actual de USD 13 billones y una población de 70 millones de personas, la región de la Gran Área de la Bahía representa el 12% de toda la economía china4. Con sistemas políticos, financieros e institucionales muy diferentes, la infraestructura que se ofrezca a las personas será clave para el crecimiento sostenible y equitativo de toda la región. Para lograr una polinización cruzada efectiva, resulta necesario que los expertos en gestión del capital humano, líderes de negocio atentos y los responsables de formular las políticas de gobierno brinden pronósticos avanzados. Para aquellos de nosotros que tenemos experiencia en la región, esta iniciativa ofrece extraordinarias oportunidades de generar alianzas y negociar colaboraciones sin precedentes en el sur de China. Todo es cuestión de compromiso, salvo en lo que se refiere a los “dumplings” (empanadas)  de sopa; las verdaderas tienen 18 pliegues. Solo pregúntale a tu mamá. Para obtener más información sobre gestión del capital humano en China, visita: Mercer (Mercer China)   1News Analysis: New Opportunities For Hong Kong in Emerging ... www.xinhuanet.com/english/2017-03/11/c_136121179.htm 2China's Greater Bay Area Puts Hong Kong in the Lead As Super Connector To the World https://www.dorsey.com/newsresources/publications/client-alerts/2018/02/chinas-greater-bay-area-puts-hong-kong-in-the-lead 3Hong Kong’s Startup Scene: the Future Of Mainland–hong ... www.china-briefing.com/news/2017/08/08/hong-kongs-startup-scene... 4 China Is Building 19 'supercity Clusters' Andrew Sheng-Xiao Geng- Fung Global Institute- University of Hong Kong - https://www.weforum.org/agenda/2018/09/how-cities-are-saving-china

Jackson Kam | 27 dic 2018
tiles1
Carrera

Hoy, las empresas necesitan reconocer la importancia de los mercados emergentes y las oportunidades que existen. Morgan Stanley Capital International (MSCI), proveedor de estudios de investigación independiente, actualiza con frecuencia un índice de mercados emergentes. De los 23 países enumerados en el índice de mercados emergentes MSCI, siete están en Asia. Ellos son: China, India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Corea del Sur y Tailandia. Ante esta situación, los líderes deben dar máxima prioridad a dos factores: el desarrollo de oportunidades comerciales y la localización de estrategias de talento en estos mercados. Existe una razón por la que se debe dar prioridad al enfoque en el talento: son las personas quienes generan valor en las organizaciones actuales. La cuarta Revolución Industrial está basada en las ideas y en un aprovechamiento de la tecnología para automatizar aún más los procesos. Para lograr competitividad en el mercado actual, ya no se tienen en cuenta la producción en masa ni el aprovechamiento de poder. En un estudio reciente de Mercer, Thriving in the Age of Disruption, se reveló que las organizaciones prósperas se reinventan a sí mismas, son ágiles y resistentes, y tienen un impacto positivo en la sociedad. También consideran que el talento es un activo en el que hay que invertir, “no es simplemente un costo del negocio”. La capacidad de la empresa para reinventarse a sí misma será clave paraprosperar en el futuro del trabajo. De hecho, según el estudio Talent Trends 2017, el rediseño organizacional es una prioridad para los ejecutivos. El 96 % de los ejecutivos está planificando un rediseño en los próximos dos años. Otra manera de demostrar que una empresa valora el talento es escuchar lo que los empleados desean. En la actualidad, los empleados tienen más opciones que antes, especialmente en los mercados emergentes. Trabajar en un mercado emergente a menudo implica incertidumbre y cambios rápidos. Independientemente de si se trata de una disrupción en el mercado, de la opción de trabajar de forma remota para una empresa o de la rotación laboral para obtener una mejor oportunidad, una manera de retener al talento en riesgo es preguntarle qué cosas valora. Y luego, actuar en función de las respuestas obtenidas. Por ejemplo, muchos de los empleados actuales buscan flexibilidad. Según el estudio Global Talent Trends Study, más de la mitad de los empleados desea que su empresa ofrezca más opciones de trabajo flexible. Si sus empleados hacen estos comentarios y usted adapta la política, entonces sus empleados se sentirán valorados. Si los principales encargados de la toma de decisiones cuestionan la importancia de esto, recuérdeles que es importante lo que los empleados desean. En el reciente estudio de Mercer Thriving in the Age of Disruption, los autores explican que “a las personas talentosas les resultan atractivas las organizaciones que actualizan continuamente sus sistemas y procesos, así como sus iniciativas estratégicas, para satisfacer a los clientes y ser más inteligentes que la competencia. Las grandes empresas saben que si son ágiles podrán permanecer en actividad durante muchos años”. Además de mostrar confianza al tener en cuenta los comentarios de los empleados, en Thriving in the Age of Disruption también se revela que los cuatro componentes de una estrategia de personal efectiva están orientados al futuro, están basados en datos, están integrados y están enfocados en las personas. Cómo aplicarlos en los mercados emergentes En un mercado emergente, resulta fundamental abordar tanto la estrategia comercial como el personal involucrado. Para que la estrategia de personal sea efectiva, se pueden aprovechar los resultados de la investigación de Mercer sobre cómo incorporar cuatro componentes. Estos son: • Orientación al futuro. ¿Cómo pueden los empleados locales agregar valor en el presente mientras se planifica el futuro? Un enfoque en el futuro da cuenta de la evolución de la cultura empresarial y laboral. • Enfoque en los datos. Teniendo en cuenta el personal actual de su empresa, ¿en dónde percibe falencias profesionales? ¿Qué puede construir y qué necesita comprar o pedir prestado? La incorporación de datos en la toma de decisiones estratégicas hacer que tengan en cuenta los conocimientos sobre las necesidades actuales de la mano de obra de una empresa. • Integración. Al ser consciente y atento a las costumbres locales, ¿cómo puede garantizar también que el desarrollo del talento sea universal e integral? Trabaje para tener un plan que integre el talento de la empresa y los programas de Recursos Humanos. Procure eliminar todos los procesos aislados. • Orientación a las personas. ¿Qué necesita saber de las costumbres locales? ¿Cómo se asegura de que el trabajo sea significativo para el contexto local? Planifique el trabajo de modo que resulte más satisfactorio y gratificante para las personas. En el informe Thriving in the Age of Disruption también se señala que las organizaciones prósperas “analizan y reflexionan de manera sistémica sobre cómo deberían exponerse a los riesgos relacionados con el personal, no solo para medirlo y dirigirlo, sino también para entender qué prácticas o intervenciones específicas alentarían a los empleados a poner lo mejor de sí en sus trabajos”. Una estrategia de personal orientada al futuro también deberá incluir un plan de contingencia para los mercados emergentes. Es probable que la rotación sea más alta, especialmente para profesionales con habilidades especiales. Un ejemplo de una empresa con una estrategia de personal orientada al futuro es DBS, muy conocida en toda la región asiática por sus productos con visión de futuro y su enfoque en el capital humano. En una iniciativa por conservar su agilidad y operar en función de los datos, DBS se refiere a la empresa como una compañía emergente de 22,000 personas donde “los empleados de DBS trabajan con socios de la industria y empresas emergentes para desarrollar una mentalidad innovadora.” DBS reconoce que los individuos talentosos buscan organizaciones de rápido crecimiento y oportunidades para el aprendizaje constante. Y como en la actualidad los productos se basan más en las ideas que en la producción, los empleadores necesitan que los empleados se comprometan de una manera más efectiva. UOB es otra organización que se orienta al futuro. Aprovechando el interés y la creatividad del empleado a través de Ideas Contest (Concurso de Ideas) de 2020, se invita a los empleados a que propongan soluciones innovadoras para la industria bancaria. Este concurso también asegura que los empleados estén preparados para trabajar en un mundo digital y que sean competitivos en el futuro del trabajo. Algunos incluso ingresan a The FinLab, una incubadora que brinda apoyo y financiamiento constantes a los empleados durante tres meses. Las incubadoras se han vuelto una práctica común en las organizaciones dinámicas. Tata Communications Shape the Future actualmente está incubando tres ideas internas, y el año pasado debutó públicamente el último éxito de incubación interna. Cada uno de estos ejemplos demuestran el beneficio de la inversión en talento. El futuro del trabajo se trata de iniciativas que implican el aprendizaje constante y que brindan apoyo para que los empleados sueñen despiertos, compartan ideas y elaboren prototipos. Siempre es un desafío crear una reserva de profesionales, y más aún cuando se trata de un mercado emergente. Sin embargo, al hacer hincapié en la creación de una fuerza laboral ágil y receptiva, una empresa puede prosperar. Es necesario asegurarse de que el talento cuente con una capacitación constante y determinar cuáles las habilidades necesarias para seguir siendo competitivos. Tal vez se logre dotando a los equipos con conocimientos informáticos o mediante la incorporación frecuente de hackathones para que formen parte de la cultura de la empresa. Lo importante es que los empleados se sientan valorados y que confíen en la organización. Hay que dar a los empleados oportunidades para experimentar e incluso para fracasar. Mientras el mundo del trabajo avanza de las ideas a la automatización, el talento necesita avanzar de la subsistencia a la prosperidad. Para acceder a la investigación Thriving in the Age of Disruption de Mercer, haga clic aquí.

Jackson Kam | 15 may 2018
tiles1

¿Cómo podemos ayudar?

Hable con un especialista de Mercer

back_to_top