Salud

La vida en la oficina puede ser muy estresante, sobre todo por el carácter competitivo del trabajo y las extensas jornadas que pueden provocar estrés y trastornos del sueño para algunos empleados. De hecho, la investigación realizada por Mercer Marsh Beneficios para nuestra Encuesta Global de Tendencias Médicas 2018 reveló que los tres principales factores de riesgo para los empleados a nivel global siguen siendo el riesgo metabólico y cardiovascular, la alimentación y el emocional/mental. Si ponemos en perspectiva los problemas globales relacionados con la salud mental, en el Reino Unido se ha registrado que una de cada tres personas sufre problemas de salud mental. La adopción de estrategias integradas de salud y bienestar, basadas en funciones digitales y de datos más sólidas, será un factor crítico para gestionar los crecientes costos de los programas de beneficios para la salud otorgados a la fuerza laboral. Se alienta a los empleadores a adoptar un enfoque integral en torno al bienestar, en el que se reconozca la salud mental, junto con la salud física, como uno de los elementos esenciales para ayudar a los empleados a desarrollar su potencial. Sin embargo, desafortunadamente, los empleadores tardan en darse cuenta de los riesgos relacionados con la salud mental, ya que menos del 50 por ciento de las aseguradoras y de los respectivos planes médicos otorgados por las empresas brindan acceso a asesoramiento personal. La salud mental tiende a ser un tema tabú en Asia, dado que existe un estigma en torno a este asunto, y los empleados se muestran preocupados por exponer sus problemas en un entorno laboral extremadamente competitivo. La Encuesta de Morbilidad Mental de Hong Kong, un estudio de tres años presentado en 2010, reveló que menos de una cuarta parte de las personas con trastornos mentales comunes habían buscado asistencia médica en el año anterior, y solo el 3.9 por ciento había acudido a un psicólogo en busca de ayuda, según informó el SCMP. Cuando les preguntamos a las aseguradoras: ¿Cuáles son los tres factores de riesgo que piensan ustedes que influyen mayormente en el costo médico de los programas colectivos otorgados por las empresas? A nivel global, como mencioné anteriormente, la salud mental ocupó el tercer lugar con el 43 por ciento. Sin embargo, en Asia, la salud mental se ubicó en el último lugar, detrás del riesgo laboral (44 por ciento) y del riesgo ambiental (51 por ciento), con el 31 por ciento. Sin embargo, esto no significa que las compañías deban ignorar los programas de salud mental en Asia, a pesar del aumento de los costos médicos en todo el mundo. Según se desprende de la Encuesta Global de Tendencias Médicas 2018, el costo médico global se incrementó en un 9.5 por ciento en 2017, casi tres veces la tasa de inflación del 3.4 por ciento. El incremento de Hong Kong se mantuvo por debajo del nivel global promedio, pero más elevado que las otras dos ciudades asiáticas desarrolladas: Singapur (8.6 por ciento) y Corea del Sur (7 por ciento). “Los costos médicos de Hong Kong superaron notablemente la tasa de inflación local y los costos de salud de las compañías sigue aumentando. Por lo tanto, los empleadores deben revisar el diseño de los planes de salud existentes, seguir invirtiendo en el análisis de datos y adoptar un enfoque integral, a fin de administrar eficazmente los costos de salud de los empleados”, señala Billy Wong, Líder del Negocio de Salud y MPF de Mercer Hong Kong. Los empleadores pueden controlar el riesgo relacionado con los problemas de salud mental mediante el lanzamiento de estrategias de salud en el lugar de trabajo. Explora mis ideas sobre cómo mantener a tu fuerza laboral mentalmente sana y feliz: Entrenamiento de mindfulness (o atención plena): Mediante la implementación del entrenamiento de mindfulness en el trabajo, los empleados podrán manejar el estrés de manera eficaz, incrementar la productividad en la oficina, mantener una mayor concentración y experimentar una mejora de su salud en general. Sin embargo, ¿qué es exactamente el entrenamiento de mindfulness? Se trata de una técnica de meditación cuyo objetivo es enfocar la mente en el momento presente, lo cual mejora la capacidad de un empleado para trabajar en las tareas diarias y encontrar un equilibrio. Programas de fitness: Los beneficios para la salud de hacer ejercicio se encuentran bien documentados, pero también es una forma efectiva de mejorar tu salud mental. El ejercicio libera endorfinas que hacen que las personas se sientan felices. Se recomienda a los empleados que se sienten estresados, deprimidos o con ansiedad que realicen ejercicios durante 30 minutos varias veces a la semana.  Horario de trabajo flexible: Trabajar desde casa y con horarios de trabajo flexibles otorga a los empleados la libertad necesaria para mantenerse motivados. La flexibilidad les permite tomar un descanso y reduce el riesgo de agotamiento. Trabajar desde casa puede reducir el estrés de los empleados que tienen hijos, ya que gozan de la flexibilidad de satisfacer las necesidades que conlleva tener una familia. Estos factores y otros más aumentan el entusiasmo de los empleados y ayudan a reducir el ausentismo.  

Liana Attard | 21 feb 2019
tiles1
Salud

Para garantizar la productividad de una compañía resulta fundamental contar con una fuerza laboral saludable; sin embargo, ¿los empleadores son los únicos responsables de mantener a sus empleados saludables o la responsabilidad debe ser compartida? El tamaño de una compañía claramente es un elemento importante, ya que a las empresas más pequeñas les resulta más difícil destinar fondos para garantizar el bienestar de sus empleados en comparación con las multinacionales más grandes. Sin embargo, el presupuesto representa una gran preocupación para muchas compañías en lo que respecta al desarrollo de paquetes de beneficios, un tema que se puso de manifiesto en el evento sobre Beneficios para Empleados 2018 a través de una encuesta en vivo realizada a los asistentes. Se les preguntó lo siguiente: ¿Cuál es el mayor obstáculo para promover iniciativas de bienestar? El presupuesto fue la principal respuesta, y los profesionales de Recursos Humanos manifestaron su preocupación por el retorno de la inversión. Sin embargo, esto no significa que los empleados de las compañías más pequeñas sean olvidados. Los planes de beneficios pueden adecuarse a los mercados individuales y adaptarse para ofrecer exactamente lo que los empleados esperan. Por ejemplo, en Japón, país famoso por su intensa cultura de trabajo, las compañías ofrecen beneficios de salud que incluyen exámenes de estrés obligatorios. En una escala aún más pequeña, las compañías pueden mejorar el bienestar de sus empleados haciendo algo tan simple como incorporar alimentos saludables a la despensa. La salud también está relacionada con el bienestar mental. En Singapur, los empleados preguntan acerca del régimen de licencias de una compañía y si ésta ofrece horarios de trabajo flexibles antes de comenzar a trabajar. Ambos aspectos son importantes cuando se trata de ayudar a los empleados a manejar el estrés y disfrutar de un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal. Asimismo, en la oficina, cada vez más compañías utilizan embajadores de bienestar para ayudar a transmitir sus mensajes de beneficios. Los embajadores son elegidos porque son apasionados de la salud y comparten sus conocimientos con sus compañeros. Otra pregunta para los asistentes al evento fue la siguiente: “¿Qué es importante para su proceso de toma de decisiones en donde deben hacer mayor hincapié?” Las principales respuestas fueron evaluar la información interna y cómo se adaptarán los paquetes a su compañía. En el mundo de hoy, los programas de beneficios que utilizamos se diseñaron hace 10 años y muchos de ellos ya no responden a las necesidades de los empleados. Los tiempos han cambiado, y ahora le corresponde a los empleadores evolucionar y volver a idear maneras de llegar a las personas y reestructurar sus programas, sin dejar de lado la experiencia del empleado como eje principal. En el evento sobre Beneficios para Empleados 2018 en Singapur se reunieron expertos en salud y beneficios para participar en una mesa redonda sobre “Salud y bienestar: Una responsabilidad compartida”, donde se analizaron otros temas además de los antes mencionados. La mesa redonda fue presidida por Liana Attard, Directora de Consultoría para Asia, Mercer Marsh Benefits, y contó con la participación de Fiona Chia, Fundadora de Health Can Be Fun, Licenciada en Nutrición Humana; Gan Sow Chat, Director de Beneficios de AP, Honeywell International; Rahul Ramaswami, Gerente de Beneficios Internacionales, Standard Chartered; y Godelieve van Dooren, Directora de Industrias y Productos Regionales, Mercer.

Liana Attard | 15 nov 2018
tiles1

Para garantizar la productividad de una compañía resulta fundamental contar con una fuerza laboral saludable; sin embargo, ¿los empleadores son los únicos responsables de mantener a sus empleados saludables o la responsabilidad debe ser compartida? El tamaño de una compañía claramente es un elemento importante, ya que a las empresas más pequeñas les resulta más difícil destinar fondos para garantizar el bienestar de sus empleados en comparación con las multinacionales más grandes. Sin embargo, el presupuesto representa una gran preocupación para muchas compañías en lo que respecta al desarrollo de paquetes de beneficios, un tema que se puso de manifiesto en el evento sobre Beneficios para Empleados 2018 a través de una encuesta en vivo realizada a los asistentes. Se les preguntó lo siguiente: ¿Cuál es el mayor obstáculo para promover iniciativas de bienestar? El presupuesto fue la principal respuesta, y los profesionales de Recursos Humanos manifestaron su preocupación por el retorno de la inversión. Sin embargo, esto no significa que los empleados de las compañías más pequeñas sean olvidados. Los planes de beneficios pueden adecuarse a los mercados individuales y adaptarse para ofrecer exactamente lo que los empleados esperan. Por ejemplo, en Japón, país famoso por su intensa cultura de trabajo, las compañías ofrecen beneficios de salud que incluyen exámenes de estrés obligatorios. En una escala aún más pequeña, las compañías pueden mejorar el bienestar de sus empleados haciendo algo tan simple como incorporar alimentos saludables a la despensa. La salud también está relacionada con el bienestar mental. En Singapur, los empleados preguntan acerca del régimen de licencias de una compañía y si ésta ofrece horarios de trabajo flexibles antes de comenzar a trabajar. Ambos aspectos son importantes cuando se trata de ayudar a los empleados a manejar el estrés y disfrutar de un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal. Asimismo, en la oficina, cada vez más compañías utilizan embajadores de bienestar para ayudar a transmitir sus mensajes de beneficios. Los embajadores son elegidos porque son apasionados de la salud y comparten sus conocimientos con sus compañeros. Otra pregunta para los asistentes al evento fue la siguiente: “¿Qué es importante para su proceso de toma de decisiones en donde deben hacer mayor hincapié?” Las principales respuestas fueron evaluar la información interna y cómo se adaptarán los paquetes a su compañía. En el mundo de hoy, los programas de beneficios que utilizamos se diseñaron hace 10 años y muchos de ellos ya no responden a las necesidades de los empleados. Los tiempos han cambiado, y ahora le corresponde a los empleadores evolucionar y volver a idear maneras de llegar a las personas y reestructurar sus programas, sin dejar de lado la experiencia del empleado como eje principal. En el evento sobre Beneficios para Empleados 2018 en Singapur se reunieron expertos en salud y beneficios para participar en una mesa redonda sobre “Salud y bienestar: Una responsabilidad compartida”, donde se analizaron otros temas además de los antes mencionados. La mesa redonda fue presidida por Liana Attard, Directora de Consultoría para Asia, Mercer Marsh Benefits, y contó con la participación de Fiona Chia, Fundadora de Health Can Be Fun, Licenciada en Nutrición Humana; Gan Sow Chat, Director de Beneficios de AP, Honeywell International; Rahul Ramaswami, Gerente de Beneficios Internacionales, Standard Chartered; y Godelieve van Dooren, Directora de Industrias y Productos Regionales, Mercer.

/content/mercervog/es/authors/liana-attard Liana Attard | 15 nov 2018
tiles1

¿Cómo podemos ayudar?

Hable con un especialista de Mercer

back_to_top