Salud

Imagina la siguiente situación. Al comenzar su día, Mike le habla a su teléfono inteligente y su asistente virtual le muestra una pantalla personalizada, especializada en su salud y bienestar. Hay un mensaje de felicitación por haber ganado un cupón de regalo de su tienda de ciclismo favorita, ya que alcanzó su objetivo de composición corporal. El poder de este sistema radica en integrar las necesidades de trabajo con los requerimientos de salud personales. Muestra el calendario de reuniones de la mañana y sugiere un espacio para correr en grupo a la hora del almuerzo que se adapte a su día. Ya existe una lista de tareas pendientes organizada en función de las prioridades y los plazos de Mike, pero también un análisis del patrón de sueño de la noche anterior, algunas sugerencias sobre cómo mejorar la calidad del sueño y un indicador de que Mike necesita rehidratarse si desea mantener un máximo nivel cognitivo. Para crear este agradable ritual matutino, el empleador de Mike utiliza la inteligencia artificial para conectar y analizar la información generada por sus preferencias, comportamientos y datos biométricos. La nueva tecnología alienta a Mike a dar lo mejor de sí en el trabajo y, al hacerlo, fortalece la conexión con su empleador. Al final de cuentas, todos se benefician. La escena descrita anteriormente ofrece una visión del futuro del trabajo, donde los empleadores utilizan la tecnología digital, big data y la inteligencia artificial para mejorar el bienestar general de los empleados y fortalecer la relación entre el empleador y los empleados. La tecnología impulsa el compromiso, que a su vez incrementa la productividad y mejora la cultura de la compañía. Los empleados desean carreras que complementen su vida personal y no lo contrario. Esto se ve reflejado en una mayor demanda de flexibilidad en las funciones, lo cual beneficia tanto al empleado como al empleador. El 51% de los empleados desean más opciones de trabajo flexible que les permitan más tiempo libre, ir al gimnasio, realizar tareas de cuidado y evitar los viajes diarios al trabajo en hora pico (o evitarlos por completo)1. Con esta posibilidad de lograr un equilibrio, se puede utilizar más espacio mental para generar ideas innovadoras en lugar de preocuparse por quién recoge a los niños de la escuela. De hecho, uno de cada dos empleados desea que se preste más atención al bienestar en el lugar de trabajo.1 La tecnología es fundamental para hacer realidad este deseo. La tecnología no solo le permite a los empleadores ofrecer diferentes opciones, flexibilidad y beneficios de acuerdo con las necesidades de los empleados en un sentido práctico, sino que además mejora la experiencia general del empleado al ser adecuada para la audiencia de una sola persona. Los empleados ahora esperan que la experiencia tecnológica que reciben fuera del trabajo refleje la tecnología a la que se les da acceso al trabajo interno. Las organizaciones que no adoptan esto lo suficientemente rápido descubrirán que están desmotivando activamente a su fuerza laboral. Dado que el 61% de los empleados señalan la salud como su principal preocupación2, resulta importante prestarle especial atención a este tema. Para mejorar los valores, la cultura y la productividad de la compañía, es preciso ofrecer soluciones que abarquen la gama del verdadero bienestar, desde aplicaciones de meditación, visitas médicas virtuales, entrenamiento físico basado en la biometría y demás herramientas. Por esta razón, en el año 2016, Mercer adquirió Thomsons Online Benefits con su tecnología líder, Darwin. Darwin ayuda a los empleados a asociar sus beneficios con sus vidas en general, permitiéndoles personalizar su oferta de beneficios. Otorga a los empleadores una fuente confiable de información sobre beneficios, ofreciendo una imagen completa de su esquema a nivel nacional, regional o global, y la capacidad de tomar mejores decisiones sobre cómo invertir sus gastos en beneficios para obtener un óptimo rendimiento de la inversión. Para los empleadores, ofrecer soluciones tecnológicas a medida ayuda a personalizar los beneficios para empleados, traduciéndose en un mayor impacto y compromiso. Las compañías que utilizan un método basado en la tecnología tienen el mayor éxito. Aquellas que cuentan con la tecnología para medir el impacto de su programa de beneficios tienen un 80% más probabilidades de responder a la necesidad de bienestar de sus empleados.3 Acabamos de empezar a entender cómo se puede aplicar la tecnología para promover el bienestar. Las compañías que invierten en tecnología tienen una ventaja competitiva dado que sus empleados sanos y felices tienen la posibilidad de prosperar.4 Al situar las diversas necesidades de sus empleados como prioridad en sus esfuerzos, los empleadores pueden llevar el compromiso y la productividad a niveles inimaginables.    1. Estudio sobre Tendencias Globales de Talento 2018 https://www.mercer.com/our-thinking/career/global-talent-hr-trends.html 2 Tendencias Globales de Talento 2017 https://www.mercer.com/newsroom/global-talent-trends-2017.html 3 Informe Global sobre Beneficios para Empleados 2017/18 https://www.thomsons.com/resources/whitepapers/global-employee-benefits-watch-201718/ 4 Prosperar en una Era de Disrupción https://www.mercer.com/our-thinking/thrive/thriving-in-a-disrupted-world.html

Martine Ferland | 24 ene 2019
tiles1

¿Cómo podemos ayudar?

Hable con un especialista de Mercer

back_to_top